Ranking de las compañías aéreas por programas de viajeros frecuentes

AW | 2016 05 12 08:50 | AIRLINES MARKET

Las buenas noticias de las aerolíneas es que han aumentando con cautela la disponibilidad de boletos de premio para viajeros frecuentes que son difíciles de encontrar. ¿Las malas noticias? El mayor programa de viajero frecuente, de American Airlines, parece haber conseguido más desventajas con los beneficios de fidelidad, de acuerdo con una encuesta anual de la disponibilidad premio. El precio de los premios va en aumento, también.

Por tercer año consecutivo, las reservas aumentaron en el Estudio de disponibilidad de premios Asiento Switchfly, una mirada comprensiva en el éxito en el canje de millas o puntos. La encuesta encontró dos asientos disponibles en el nivel más bajo kilometraje en un 77 por ciento de las consultas de reserva hechas este año, por encima del 74 por ciento el año pasado y 72 por ciento en 2014.

“En general, creo que el consumidor está siendo servido mejor que el año anterior”, dice Jay Sorensen, presidente de IdeaWorks, la consultora que realizó el estudio.

Aún así, los clientes a menudo les resulta difícil utilizar sus millas en temporada alta y se sienten frustrados cuando las líneas aéreas les obligan a niveles de canje más caros. Delta Air Lines que ni siquiera publica una tabla de premios, los precios fluctúan de premios tanto como lo hacen los precios de los billetes. Y a pesar de la disponibilidad de indicadores de la encuesta en las rutas más transitadas de cada aerolínea, donde los lugares de premio debe ser más fácil de encontrar, cerca de uno de los cuatro consultas no mostraron asientos de nivel protector disponible.

Southwest Airlines y Air Berlin tenían asientos disponibles en cada petición. Por quinto año Southwest ha encabezado la encuesta a 100 disponibilidad por ciento. Las aerolíneas como Southwest y JetBlue, que tenían plazas libres el 93 por ciento de las consultas de reserva, hacen bien en la encuesta, ya que permiten a los clientes ganar puntos. Luego dejan que los clientes paguen por cualquier asiento en efectivo o con puntos. La recuperación de la inversión funciona bien para los clientes. El año pasado, el 12 por ciento del tráfico de pasajeros de Southwest viajó con los premios del programa de pax frecuentes.

American Airlines fue uno de los más tacaños de las 25 aerolíneas encuestadas, con asientos de nivel protector disponible en sólo el 56 por ciento de las consultas realizadas de las reservas.Eso fue por debajo de 67 por ciento en la encuesta de 2015, y se posiciona la estadounidense sólo por delante de Avianca y LAN de América del Sur en términos de disponibilidad.

Con los precios de la disponibilidad de reembolso y de concesión, el programa AAdvantage de American está cayendo detrás de sus rivales en términos de valor a los clientes, dice el Sr. Sorensen. “Su programa de fidelización necesita atención”, dice.

American dice que el programa AAdvantage está a la par con los competidores y el año pasado redimió un aumentó en el número de premios MileSAAver. “No hemos hecho ningún cambio en nuestro enfoque de premios MileSAAver”, dice Bridget Blaise-Shamai, director general de América de la lealtad del cliente.

En American, como en muchas compañías aéreas, la disponibilidad premio está controlado en gran parte por el departamento de precios y qué tipo de demanda de asientos de las estimaciones de las aerolíneas, por lo que la alta demanda pueden reducir el número de plazas libres disponibles, dice ella.

United y Delta terminaron con la disponibilidad premio similar en la mitad inferior de la demanda, incluso después de un gran salto este año de Delta Air Lines.

Delta dice que está tratando de mejorar la disponibilidad después de varios años cerca de la parte inferior de la encuesta. Durante el año pasado tuvo más de 10 ventas en billetes de premio, descontando el número de millas necesarias, y los comercializa agresivamente a los miembros por correo electrónico y la página web de la compañía aérea, dice Karen Zachary, director gerente de SkyMiles. La aerolínea también ha abierto disponibilidad de asientos de nivel protector de antes. Previamente Delta retuvo más asientos en los niveles más bajos de reembolso para ver cómo asientos estaban vendiendo rápido. “Realmente estamos comprometidos a invertir en el programa y lo que es más gratificante”, dice ella.

Delta recientemente comenzó a permitir que los miembros compran las bebidas con millas en clubes aeropuerto. Una botella de champán Dom Perignon cuesta 25.000.Cervezas y licores van de 600 a 800 millas. El número de millas rescatadas en el Delta en 2015 fue un 5,4 por ciento, según el informe anual 10-K de la compañía, y el número de premios subió un 6,4 por ciento.Esto indica clientes estaban tomando ventaja de algunos de los premios Delta de menor precio disponible. La Sra Zachary dice que el ritmo se está acelerando: En el primer trimestre de este año, Delta emitió un número récord de billetes de premio en 2,2 millones, y el precio medio de la redención era un 10 por ciento.

La encuesta hecha a 7.000 consultas de reserva, solicitando en marzo dos asientos para 280 viajes en cada línea aérea en fechas repartidas de junio a octubre. Las 10 rutas largas y concurridas las 10 rutas de longitud media más ocupadas para cada línea aérea fueron elegidas, con base en el total de asientos ofrecidos a la venta durante un período de 12 meses.

Como cualquier viajero en busca de entradas a París en julio sabe, la disponibilidad es estacional. La disponibilidad general de recompensa ha  golpeado casi el 85 por ciento para los viajes en octubre, pero sólo el 63 por ciento en julio. Ha habido algunas mejoras desde 2010, cuando se inició la encuesta. Ese año la disponibilidad de julio fue sólo el 5 por ciento.

Según el Sr. Sorensen dice que la encuesta encontró una mejor disponibilidad para viajes de largo recorrido de 2.500 millas o más, a menudo los viajeros quieren más para sus millas. La encuesta de este año encontró asientos de nivel protector en el 61 por ciento de las consultas para viajes largos, de hasta significativamente de 54,5 por ciento el año pasado y un mucho más escaso 43,9 por ciento en 2010. Se observa que los precios de estos premios de ahorro también han aumentado en el últimos siete años, especialmente en el último par de años en las aerolíneas estadounidenses.

En American, el número de millas emitidos en 2015 aumentó casi un 10 por ciento, de acuerdo a la presentación 10-K de la compañía. American tenía 853,6 millones de millas de premio en circulación al 31 de diciembre, hasta el 5,5 por ciento respecto al año anterior. El número de canjes de premios se levantó, pero representó sólo el 6,5 por ciento del total de millas de pasajeros. En comparación, los premios de viaje, que incluye las actualizaciones, ascendió a 7,2 por ciento de millas de pasajeros de Delta en 2015, el 7,5 por ciento de millas por pasajero en el United y el 12% en Southwest, de acuerdo con sus declaraciones anuales 10-K. (Una milla por pasajero es un cliente volado una milla -. La medida básica de tráfico en la industria de las aerolíneas).

El estudio también ha abordado recuperación de recompensas en  la cantidad de valor que se obtiene para los viajes de vuelo en una aerolínea, exclusivo de la tarjeta de crédito recompensas y otras formas de acumular millas. Por ejemplo, un viaje de $ US249 tarifa base en Estados ganaría 1.247 millas en el programa MileagePlus de United, que ahora da a los miembros del programa no élite 5 millas por cada dólar gastado.Eso significa que tomaría 20 viajes de ganar un premio de 25.000 a nivel protector, por lo que la recuperación de la inversión para el viajero es el 5 por ciento.

El resultados es una mayor recuperación de la inversión, ya que ganan más millas. Utilizando sus millas por boletos más caros, tales como mejoras en primera clase y los billetes internacionales de clase de negocios, puede aumentar el retorno de la inversión. Pero en el nivel básico, el Sr. Sorensen ha encontrado que el programa de JetBlue ha tenido un retorno de la inversión más rico en el 7,9 por ciento, mientras que el estadounidense tuvo el más bajo en el 3,1 por ciento. (Esto se basa en el cambio que American hará a finales de este año con el devengo de los ingresos basados en el kilometraje en lugar de la distancia recorrida, a raíz de Delta y United.)

Switchfly, el patrocinador del estudio, es una compañía de San Francisco que ofrece la tecnología para líneas aéreas, hoteles, empresas de alquiler de coches y compañías de tarjetas de crédito para la venta de servicios de viajes y redimir millas y puntos. El presidente ejecutivo, Daniel Farrar dice a pesar de que las compañías aéreas están haciendo más para permitir que las personas utilicen puntos para compras al por menor y tarjetas de regalo, “es un viaje donde la gente le gusta usar puntos más que cualquier otra cosa.” ᴀᴡ

 

 

Ranking of the airlines frequent flyer program

There’s good news for frequent flyers: Airlines are slowly, cautiously increasing availability of hard-to-find frequent-flyer award tickets.
The bad news? The largest frequent-flyer program, from American Airlines, appears to have gotten stingier with loyalty benefits, according to an annual survey of award availability. The price of awards is going up, too.
For the third year in a row, free seats open for booking increased in the Switchfly Reward Seat Availability Survey, a comprehensive look at success at redeeming miles or points at the basic “saver” level. The survey found two seats available at the lowest mileage level on 77 per cent of the booking queries made this year, up from 74 per cent last year and 72 per cent in 2014.
[There is some good news for Australians though, as Virgin Australia ranked third in a survey of frequent-flyer award seat availability from June to October 2016, see table above]
“Overall, I think the consumer is being better served than the year before,” says Jay Sorensen, president of IdeaWorks, the consulting firm that conducted the study.
Still, customers often find it difficult to use their miles at peak season and get frustrated when airlines force them into more expensive redemption levels. Delta Air Lines doesn’t even publish an award chart anymore — prices fluctuate for awards much as ticket prices do. And even though the survey gauges availability on each airline’s busiest routes, where award seats should be easiest to find, nearly one of four queries showed no saver-level seats available.
Southwest Airlines and Air Berlin had seats available on every request. It was the fifth year Southwest has topped the survey at 100 per cent availability. Value airlines like Southwest and JetBlue, which had seats available on 93 per cent of booking queries, do well in the survey because they let customers earn points based on fare rather than distance. Then they let customers pay for any seat with either cash or points. The payback works out well for customers. Last year, 12 per cent of Southwest’s passenger traffic was award travel.
American was among the stingiest of the 25 airlines surveyed, with saver-level seats available on only 56 per cent of booking queries made. That was down from 67 per cent in the 2015 survey, and put American ahead of only South America’s Avianca and LAN in terms of availability.
With skimpy redemption availability and award prices rising, American’s AAdvantage program is falling behind rivals in terms of value to customers, Mr Sorensen says. “Their loyalty program needs attention,” he says.
American says AAdvantage program is keeping pace with competitors and last year the number of MileSAAver awards redeemed increased. “We made no changes to our approach to MileSAAver awards,” says Bridget Blaise-Shamai, American’s managing director of customer loyalty.
At American, as at many airlines, award availability is largely controlled by the pricing department and what kind of demand for seats the airline estimates, so high demand can reduce the number of free seats available, she says.
United and Delta ended up with similar award availability in the lower half of the pack, even after a big jump this year at Delta.
Delta says it is trying to improve availability after several years near the bottom of the survey. Over the past year it had more than 10 sales on award tickets, discounting the number of miles needed, and marketed them aggressively to members via email and the airline’s website, says Karen Zachary, SkyMiles managing director. The airline has also opened up availability of saver-level seats earlier. Previously Delta held back more seats at lower redemption levels to see how fast seats were selling.
“We’re really committed to investing in the program and making it more rewarding,” she says.
Delta recently started letting members buy drinks with miles in airport clubs. A bottle of Dom Pérignon champagne costs 25,000. Beers and spirits range from 600 to 800 miles.
The number of miles redeemed at Delta in 2015 was up 5.4 per cent, according to the company’s 10-K annual report, and the number of awards rose 6.4 per cent. This indicates customers were taking advantage of some of the lower-priced awards Delta made available. Ms. Zachary says the pace is quickening: In the first quarter this year, Delta issued a record number of award tickets at 2.2 million, and the average redemption price was down 10 per cent.
The survey made 7,000 booking queries in March asking for two seats for 280 trips at each airline on dates spread from June through October. The 10 busiest long routes and the 10 busiest medium-length routes for each airline were chosen, based on total seats offered for sale over a 12-month period.
As any traveller looking for tickets to Paris in July knows, availability is seasonal. Overall reward availability hit nearly 85 per cent for trips in October, but only 63 per cent in July. There has been some improvement since 2010, when the survey began. That year July availability was only 5 per cent.
Mr Sorensen says the survey found improved availability for long trips of 2,500 miles or more, often the prizes travellers most want for their miles. This year’s survey found saver-level seats on 61 per cent of queries for long trips, up significantly from 54.5 per cent last year and a much skimpier 43.9 per cent in 2010. He notes that the prices of those saver awards have also increased over the past seven years, especially in the last couple of years at US airlines.
At American, the number of miles issued in 2015 rose nearly 10 per cent, according to the company’s 10-K filing. American had 853.6 billion award miles outstanding at December 31, up 5.5 per cent from a year earlier. The number of award redemptions rose, but accounted for only 6.5 per cent of total passenger miles. By comparison, award travel, which includes upgrades, totalled 7.2 per cent of passenger miles at Delta in 2015, 7.5 per cent of passenger miles at United and 12% at Southwest, according to their annual 10-K filings. (A passenger mile is one customer flown one mile — the basic measure of traffic in the airline industry.)
The survey also looked at reward payback — how much value you get for flying trips on an airline, exclusive of credit-card rewards and other ways to earn miles. For example, a $US249 base fare trip on United would earn 1,247 miles in United’s MileagePlus program, which now gives nonelite program members 5 miles for every dollar spent. That means it would take 20 trips to earn a 25,000 saver-level award, so the payback for the traveller is 5 per cent.
Elite status results in greater payback, since you earn more miles. Using miles for more expensive tickets, such as upgrades to first-class and international business-class tickets, can increase the payback. But at the basic level, Mr Sorensen found JetBlue’s program had the richest payback at 7.9 per cent, while American had the lowest at 3.1 per cent. (This was based on the change American will make later this year to revenue-based mileage accrual instead of distance flown, following Delta and United.)
Switchfly, the sponsor of the study, is a San Francisco company that provides technology to airlines, hotels, car rental firms and credit-card companies for selling travel services and redeeming miles and points. Chief executive Daniel Farrar says even though airlines are doing more to let people use points for retail purchases and gift cards, “travel is where people like to use points more than anything else.”
Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: theaustralian.com.au
DBk: Infographic © IdeaWorks
AW-POST: 201605120850AR

3 comentarios

  1. blog · 13 Days Ago

    I do accept as true with all of the ideas you’ve presented for
    your post. They are very convincing and will certainly work.
    Nonetheless, the posts are very brief for newbies.
    May you please prolong them a little from next time? Thanks for the post.

    Me gusta

  2. 우리카지노 · 11 Days Ago

    It’s a pity you don’t have a donate button! I’d without a doubt donate to this brilliant blog!
    I suppose for now i’ll settle for bookmarking and adding your
    RSS feed to my Google account. I look forward to brand new updates and will share this site with my Facebook
    group. Chat soon!

    Me gusta

  3. Justin · 10 Days Ago

    Great post.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s