Boeing ocultamiento informes a FAA

AW | 2020 07 01 11:10 | AVIATION SAFETY

Boeing no pudo revelar completamente los cambios clave a 737 MAX

Un informe del Gobierno de Estados Unidos dice que The Boeing Company no entregó documentos a los reguladores sobre los cambios que realizó en un sistema clave atribuido a dos accidentes mortales de su Boeing 737 MAX y que los funcionarios responsables de aprobar el avión no sabían qué tan poderosamente el sistema podría empujar la nariz del avión hacia abajo. El personal del Gobierno involucrado en las pruebas de vuelo sabía de los cambios que Boeing había realizado en el sistema de Control de Vuelo, pero los ingenieros responsables de certificar el avión no lo hicieron, según el informe, que se espera sea lanzado el Miércoles 01/07.

Los ingenieros de la Administración Federal de Aviación (FAA) no realizaron un examen detallado del sistema de Control de Vuelo, llamado MCAS, hasta después del primer accidente, en Octubre 2018, frente a las costas del Mar de Java en Indonesia. En ese accidente y otros menos de cinco meses después en Etiopía, el Sistema MCAS empujó la nariz de cada avión y los pilotos no pudieron recuperar el control. Los accidentes mataron a 346 personas y llevaron a los reguladores de todo el mundo a aterrizar cada Boeing 737 MAX, casi 400 unidades en todo el mundo.

Esta semana, Boeing y la FAA comenzaron vuelos de certificación utilizando pilotos de prueba de la FAA. Si la FAA considera que los vuelos son satisfactorios, podría permitir que las aerolíneas reanuden el uso del avión a finales de este año, lo que sería una gran victoria para Boeing, incluso cuando la compañía se enfrenta a docenas de demandas por homicidio culposo presentadas por familias de pasajeros. Muchos de los hallazgos en el informe del inspector general interino del Departamento de Transporte (DOT) han sido publicados previamente en cuentas de noticias. Pero el informe proporciona más evidencia para los legisladores que desean revisar el proceso de la FAA para aprobar nuevos aviones. El informe fue solicitado por la Secretaria de Transporte Elaine Chao y los líderes del Congreso, incluido el Representante Peter DeFazio (D-Ore.) y el Senador Roger Wicker (R-Miss.), cuyos comités están investigando la aprobación de la FAA del 737 MAX.

En un comentario adjunto al informe, la FAA dijo que el punto de vista del inspector general “ayudará a la FAA a comprender mejor algunos de los factores que pueden haber contribuido a los accidentes y garantizar que este tipo de accidentes nunca ocurran nuevamente”. La agencia dijo que estaba trabajando en mejoras al proceso de certificación de aeronaves.

En un comunicado, el portavoz de Boeing, Bernard Choi, dijo que “la compañía se está asegurando de que las mejoras a MAX sean exhaustivas y estén completamente probadas. Cuando el avión regrese, será uno de los aviones más minuciosamente analizados de la historia, y tenemos plena confianza en su seguridad”. El informe del inspector general es una línea de tiempo de la historia del avión desde el trabajo de diseño en 2012 hasta 2019, cuando el avión estuvo en tierra.

En el desarrollo inicial de 737 MAX, Boeing indicó que MCAS no se activaría con frecuencia, por lo que el sistema no recibió una revisión detallada de la FAA. En 2016, cuando el avión estaba pasando por vuelos de prueba, Boeing cambió el MCAS para aumentar su potencia para bajar la nariz en algunas condiciones. Pero la compañía no presentó documentos a la FAA que detallan este cambio, según el inspector general. El personal de pruebas de vuelo de la FAA sabía sobre el cambio, “pero los ingenieros clave de certificación de la FAA y el personal responsable de aprobar el nivel de capacitación de pilotos de aerolíneas nos dijeron que no tenían conocimiento de la revisión al MCAS”, dijo el inspector general.

La FAA comenzó a revisar su certificación de MCAS más de dos meses después del accidente de Indonesia. Según el informe, fue la primera vez que los ingenieros de la agencia analizaron detalladamente el sistema. Como se reveló durante una audiencia del Comité de Transporte de la Cámara el año pasado, un análisis de la FAA estimó que los aviones de MAX podrían estrellarse 15 veces más si MCAS no fuera reparado. Sin embargo, la agencia dejó que el avión siguiera volando mientras Boeing comenzó a arreglar el sistema, un trabajo que Boeing esperaba completar en Julio 2019. El segundo accidente de Max ocurrió en Marzo 2019.

Boeing concealment reporting to FAA

Boeing was unable to fully disclose key changes to 737 MAX

A United States Government report says The Boeing Company failed to provide documents to regulators about the changes it made to a key system attributed to two fatal accidents in its Boeing 737 MAX and that officials responsible for approving the plane did not know how powerfully the system could push the nose of the plane down. Government personnel involved in the flight tests knew of the changes Boeing had made to the Flight Control system, but the engineers responsible for certifying the plane did not, according to the report, which is expected to be launched on Wednesday 01 / 07.

Engineers from the Federal Aviation Administration (FAA) did not carry out a detailed examination of the Flight Control system, called MCAS, until after the first accident, in October 2018, off the coast of the Java Sea in Indonesia. In that accident and less than five months later in Ethiopia, the MCAS System pushed the nose of each plane and the pilots were unable to regain control. The accidents killed 346 people and drove regulators from around the world to land every Boeing 737 MAX, nearly 400 units worldwide.

This week, Boeing and the FAA began certification flights using FAA test pilots. If the FAA finds the flights to be satisfactory, it could allow airlines to resume using the plane later this year, which would be a major victory for Boeing, even as the company faces dozens of wrongful-death lawsuits filed by passenger families. Many of the findings in the Department of Transportation’s Acting Inspector General (DOT) report have previously been published in news accounts. But the report provides more evidence for lawmakers who want to review the FAA’s process for approving new planes. The report was requested by Transportation Secretary Elaine Chao and congressional leaders, including Representative Peter DeFazio (D-Ore.) And Senator Roger Wicker (R-Miss.), Whose committees are investigating the FAA’s approval of the 737 MAX.

In a comment attached to the report, the FAA said the inspector general’s point of view “will help the FAA better understand some of the factors that may have contributed to accidents and ensure that these types of accidents never happen again”. The agency said it was working on improvements to the aircraft certification process.

In a statement, Boeing spokesman Bernard Choi said, “The company is making sure that the improvements to MAX are comprehensive and fully tested. When the plane returns, it will be one of the most thoroughly analyzed aircraft in history, and we have full confidence in your safety”. The inspector general’s report is a timeline of the plane’s history from design work in 2012 to 2019, when the plane was grounded.

In the initial development of the 737 MAX, Boeing indicated that MCAS would not be activated frequently, so the system did not receive a detailed review from the FAA. In 2016, when the plane was undergoing test flights, Boeing changed the MCAS to increase its nose-lowering power in some conditions. But the company did not submit documents to the FAA detailing this change, according to the inspector general. The FAA flight test personnel knew about the change, “but key FAA certification engineers and personnel responsible for passing the level of airline pilot training told us they were unaware of the MCAS review”, said the inspector general.

The FAA began reviewing its MCAS certification more than two months after the Indonesian accident. According to the report, it was the first time that the agency’s engineers analyzed the system in detail. As revealed during a House Transportation Committee hearing last year, an FAA analysis estimated that MAX planes could crash 15 more times if MCAS were not repaired. However, the agency allowed the plane to continue to fly as Boeing began fixing the system, a job Boeing hoped to complete in July 2019. Max’s second accident occurred in March 2019.

Ξ A I R G W A Y S Ξ
PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Transportation.gov / Airgways.com / Gettyimages.com Stephen Brashear
AW-POST: 202007011110AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s