Las regulaciones aéreas en EEUU

original.jpg

AW | 2018 02 03 17:01 | AVIATION SAFETY

Varios incidentes ponen en entredicho las regulaciones de la FAA y la NTSB

La creciente evidencia sugiere, que las agencias de la Federal Aviation administration (FAA) ) y la National Transportation Safety Board (NTSB), deben reaccionar ante cuatro percances graves de las aerolíneas en los últimos siete meses. Los reguladores podrían “inclinarse” ante las industrias, pero es su deber supervisar la seguridad del transporte aéreo.

Los sucesos han llevado una investigación al Congreso de Estados Unidos, para profundizar los incidentes ocurridos y una presunta falta de controles de los organismos de transporte.

Casos de investigación

Un vuelo de Horizon Air el 29 de Diciembre 2017 aterrizó en una estrecha calle de rodaje en el Aeropuerto Pullman, Washington, en lugar de la pista donde debería haber estado. Los investigadores de la FAA recibieron entonces órdenes de sus superiores de no molestarse en escuchar la grabadora de voz desde el avión. La explicación contorsionada de la FAA: escuchar cintas después de un percance “podría tener un efecto escalofriante en las comunicaciones de la tripulación”. Pasar por alto este tipo de análisis, podría derivar en problemas mayores. Los pilotos dejan de hablar en la cabina porque saben de antemano que cuando están a punto de cometer un gran error, alguien más tarde podría escuchar lo que dijeron.

Es un argumento tonto que solo sirve para proteger a los pilotos errantes y esconder evidencia crítica de los investigadores. Los expertos dicen que las grabaciones críticas pueden proporcionar información valiosa sobre lo que los pilotos estaban haciendo y pensar cuándo se equivocaron al aterrizar.

La NTSB no inició una investigación del incidente hasta un mes después, solo después de que se comenzara a informar sobre la indiferencia de la agencia. La NTSB ahora dice que también revisará por qué originalmente se negó a investigar el contratiempo.

Otros incidentes encendieron la alarma ante evidentes faltas de controles. Un avión de Air Canada casi aterrizó el 7 de Julio 2017 en una calle de rodaje de San Francisco (SFO) donde cuatro aviones a plena carga esperaban el despegue. Un avión de Air Canada aterrizó en SFO el 22 de octubre a pesar de las repetidas órdenes de abortar debido a la preocupación de que otro avión no despejara la pista. Un avión de Delta Air Lines casi aterrizó el 29 de Noviembre 2017 en una calle de rodaje ocupada por un avión comercial completamente cargado.

Para efectuar un proceso de investigación, las grabaciones de voces y parámetros de los primeros incidentes ni siquiera se conservaron. Peor aún, la ley federal no requería preservación porque los aviones nunca aterrizaron en una calle de rodaje o en una pista equivocada.

La ley federal debe ser enmendada para requerir preservación, pero la FAA y la NTSB no han mostrado interés en abogar por el cambio. El incidente de Horizon Air fue diferente porque el avión aterrizó en una calle de rodaje, cumpliendo el criterio legal que exige la preservación de la grabación de voz. Sin embargo, incluso entonces, la FAA no estaba interesada en escuchar lo que los pilotos decían. Y la NTSB al principio ni siquiera se molestó en investigar. Nada de esto infunde confianza en que las dos agencias responsables de la seguridad aérea realmente se preocupen por lo que sucede. AIRWAYS® AW-Icon TXT

Image result for Horizon Air Q400 png

The air regulations in the USA

Several incidents call into question the regulations of the FAA and the NTSB

Growing evidence suggests that Federal Aviation Administration (FAA) and National Transportation Safety Board (NTSB) agencies must react to four major airline mishaps in the last seven months. Regulators could “bow down” to industries, but it is their duty to monitor the safety of air transport.

The events have led an investigation to the United States Congress, to deepen the incidents that occurred and a presumed lack of controls by transportation agencies.

Research cases

A Horizon Air flight on December 29, 2017 landed on a narrow taxiway at Pullman Airport, Washington, instead of the runway where it should have been. The FAA investigators then received orders from their superiors not to bother listening to the voice recorder from the plane. The contorted explanation of the FAA: listening to tapes after a mishap “could have a chilling effect on crew communications”. Overlooking this type of analysis could lead to greater problems. The pilots stop talking in the booth because they know in advance that when they are about to make a big mistake, someone later could hear what they said.

It is a silly argument that only serves to protect roving pilots and hide critical evidence from researchers. Experts say that the critical recordings can provide valuable information about what the pilots were doing and think when they made a mistake when landing.

The NTSB did not initiate an investigation of the incident until a month later, only after it began reporting the indifference of the agency. The NTSB now says it will also review why it originally refused to investigate the setback.

Other incidents ignited the alarm before evident lack of controls. An Air Canada plane almost landed on July 7, 2017 on a taxiway in San Francisco (SFO) where four fully loaded planes awaited takeoff. An Air Canada plane landed in SFO on October 22 despite repeated orders to abort due to concerns that another plane would not clear the runway. A Delta Air Lines plane almost landed on November 29, 2017 on a taxiway occupied by a fully loaded commercial aircraft.

To carry out a research process, the recordings of voices and parameters of the first incidents were not even conserved. Worse yet, the federal law did not require preservation because the planes never landed on a taxiway or on a wrong track.

Federal law must be amended to require preservation, but the FAA and the NTSB have not shown interest in advocating for change. The Horizon Air incident was different because the plane landed on a taxiway, meeting the legal criteria that requires the preservation of voice recording. However, even then, the FAA was not interested in hearing what the pilots said. And the NTSB at first did not even bother to investigate. None of this instills confidence that the two agencies responsible for aviation security really care about what happens. A \ W

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE:  Airgways.com
DBk: Mercurynews.com / Alaskaair.com
AW-POST: 201802031701AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s