Proceso fusión Aerolíneas-Austral

AW | 2020 10 04 12:47 | AIRLINES / GOVERNMENT

Firma acuerdo entre pilotos primer paso hacia la fusión

El CEO del Grupo Aerolíneas, Pablo Ceriani ha comunicado que ha avanzado en la integración de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas. Tras la introducción de los problemas de la pandemia en el mundo de la aviación, los ejecutivos de la compañía del Estado un plan para continuar con la sinergia de ambas líneas aéreas, o más exactamente la eliminación de su compañera Austral Líneas Aéreas, un antiguo anhelo político-sindical entre el ambiente de la aviación comercial.

Alcanzar la integración de las dos compañías ha sumado un nuevo capítulo con un acuerdo de base de los sindicatos de pilotos de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) representados por Aerolíneas Argentinas y los de Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) que nuclean a los de Austral Líneas Aéreas.

La integración de los pilotos de las dos flotas se ha convertido en un problema de unión efectiva tras la adquisición de Austral por parte del Estado al Grupo Aerolíneas en 2008. La rivalidad entre los gremios UALA y APLA era un asunto que incidía en el proceso de fusión entre ambas compañías.

Antecedentes

Cielos del Sur S.A. e Iberia formaron un consorcio para adquirir una participación del 85% en Aerolíneas Argentinas en 1990, en el marco de la privatización de esa aerolínea bandera. Poco después, Cielos del Sur S.A. vendió Austral Líneas Aéreas a Iberia. El destino de Aerolíneas Argentinas y Austral se alineó a partir de entonces. En Julio de 1998, la compañía era propiedad en un 10% de su antiguo competidor Aerolíneas Argentinas. El 21 de Julio de 2008, el Gobierno de Argentina retomó el control estatal de la aerolínea tras adquirir el 99,4% del capital social por un precio no revelado. El 0,6% restante sigue siendo propiedad de los empleados de la empresa. En Septiembre de 2008, el Senado de Argentina aprobó la nacionalización de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral Líneas Aéreas en una votación de 46 a 21 a favor de la toma de posesión. En Junio de 2010 Aerolíneas Argentinas lanzó un nuevo esquema de pintura para renovar la imagen de la aerolínea. La nueva librea se asemeja al color azul de la bandera de Argentina y al color amarillo del sol. Como aerolínea subsidiaria, Austral también adoptó la nueva imagen. La librea de Austral en realidad difiere de la de Aerolíneas Argentinas solo por una línea roja. Mientras tanto, la aerolínea también anunció la incorporación de 20 nuevos Embraer E190 a su flota, recibiendo los dos primeros en Septiembre de 2010.

Reunión integración

En Julio 2020 la compañía había convocado a una reunión de accionistas para notificar la integración o fusión de ambas compañías en una sola unidad de negocio.

La dirección del Grupo Aerolíneas se ha reunido este Viernes 02/10 para continuar avanzando con la integración de Aerolíneas/Austral. “Ayer dimos un paso fundamental para concretar la fusión de Aerolíneas y Austral. Alcanzamos un acuerdo entre los pilotos de ambas empresas que pone fin a una historia de desencuentros al interior de nuestra línea aérea de bandera. A partir de este acuerdo, el trabajo de nuestros pilotos se desarrollará bajo las mismas reglas y criterios, se integrarán sus escalafones y se unificará su representación gremial, lo que se traduce en más horas de vuelo y mayor productividad para nuestros aviones. También, mejorará la programación de los vuelos de Aerolíneas, unificará los criterios operativos y nos permitirá hacer más eficiente nuestra estructura organizacional”, ha expresado el CEO Pablo Ceriani por medio de Twitter.

El titular de Aerolíneas agregó que la empresa se propuso dos objetivos al comienzo de la pandemia de Coronavirus: “Poner nuestro trabajo al servicio del país, con los vuelos de repatriación y los de carga con material sanitario, y realizar las transformaciones para mejorar la productividad y así superar la peor crisis de la industria. La fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral resulta un paso fundamental en ese sentido, incorporar las mejores prácticas de la industria nos permitirá fijar una senda de crecimiento en la etapa que viene. Este acuerdo significa un avance en esa dirección”.

Acuerdo integración

El acuerdo entre los pilotos del gremio de Austral (UALA) y el de Aerolíneas (APLA) siempre fue espinoso. Sucede que ambos gremios siempre estuvieron enfrentados y la conjunción de ambos en una sola flota jamás se pudo lograr. El gran ganador en esta negociación fue el Gremio APLA. La cuestión estaba trabada en la carrera el escalafón de los pilotos. Los de la línea aérea de bandera no querían recibir a sus primos hermanos y darles la oportunidad de que compitan con ellos. Los de Austral, por el contrario, pretendían poder aspirar a volar aviones más grandes y tener otro techo en su carrera que no sea los de fuselaje angosto, los Embraer 190.

Ahora, los pilotos y copilotos de Austral podrán optar por seguir la carrera en los Embraer o tratar de ocupar las vacantes que se abran en el resto de la flota, ya sea por jubilación, por incorporación de aviones o cuando vuelvan a operar los Boeing 737 MAX, aunque se desconoce qué tan aceitado estará en camino de la competencia con los primos de Aerolíneas. Los pilotos de Austral quedaron todos por debajo de los de Aerolíneas. Lograron cierta prioridad a la hora de ascender de copilotos a pilotos. Los copilotos de Austral tienen prioridad para ser pilotos de esas cabinas frente a los de Aerolíneas. Después, APLA entregó algunos cargos en la estructura del gremio. La convivencia futura entre ambos es una incógnita.

El Secretario General de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, sostuvo que la fusión entre ambas firmas “es la respuesta para que Aerolíneas despegue de verdad. Una decisión histórica porque eran dos compañías públicas con estructuras paralelas, que comparten casi todo”. Sobre las negociaciones, añadió: “Cerramos el acuerdo anoche tarde, fue un trabajo de mucho tiempo, muy complejo, muy trabajoso. Es una cosa que muchos soñamos, en lo personal estoy feliz”. El representante gremial destacó que tras años de desencuentros, esto permitirá una representación sindical más fuerte porque será una compañía más grande e incluso más eficiente, al terminar la pandemia. En cuanto a ello, comentó que los millones de Dólares de facturación que se ahorrarán debido a la unión de Aerolíneas Argentinas y Austral podrán destinarse a otras cuestiones como repuestos de aviones o nuevas rutas.

El CEO Pablo Ceriani sabe que el paso que se ha realizado ha sido importante y necesario pero no suficiente para lograr que la empresa empiece a caminar por un sendero algo más competitivo. De hecho, hay dos gremios importantes que aún no han cerrado las condiciones de la fusión: los Técnicos (APTA) y los Tripulantes de Cabina (AAA).

Pablo Biró admitió que los dos sindicatos de pilotos APLA y UALA fueron “perros y gatos durante años”. “Con la renovación generacional, hace muchos años trabajamos como si fuéramos un solo gremio, hubo un trabajo en unidad muy importante con estas estructuras paralelas”.

Mayor escollo

A pesar de esa sintonía manifestada y de los anuncios de conjunción entre APLA y UALA, el Secretario General fue cauteloso: “Está por verse la fusión. La de empresas la logramos, ahora, la decisión de afiliarse a un sindicato es individual. Lo deseado sería que terminemos todos en un único sindicato más fuerte, pero es una decisión individual y yo soy respetuoso de los compañeros del otro sindicato”. Pablo Biró dijo que “sería una alegría la unión de ambas estructuras de representación, ya que potenciarían un gremio más fuerte, incluso en lo técnico-profesional, con gente que desde hace más de 30 años vuela en la industria”.

La empresa sabe que la pelea fuerte está en otro lado. Por estas horas, además, negocia para cambiar algunas condiciones laborales que parecían duras. El Decreto el 671 de 1994 y que, pese a haber sufrido muchos cambios, es el eje central de la regulación del personal civil de las aerolíneas. Allí es donde se refugia lo que tiene que ver con los tiempos de servicio, las horas de vuelo de cada tripulación y los descansos del personal. Además de que la norma incluye el tema vacaciones, lo más importante es que dispone cuánto puede volar el personal. Justamente, las condiciones allí estampadas son parte de los motivos que llevaron a Latam Airlines Argentina a desmontar su operación local.

Perspectivas aéreas

El pasado 5 de Mayo 2020, el Gobierno anunció la decisión de fusionar Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas en una sola compañía aérea con el objetivo de generar un ahorro, ante un panorama de fuerte crisis para el sector. “La duplicación de estructuras en este contexto no tienen razón de ser”, explicó Pablo Ceriani en ese momento. Aerolíneas Argentinas absorbería a Austral Líneas Aéreas en una fusión que se prevé concluirá a fin de año. En ese marco, Austral dejará de existir como marca. Se estima que la medida le permitirá a Aerolíneas Argentinas mejorar sus números en US$ 100 millones aproximadamente, como producto de la reorganización de las estructuras internas, un aumento de la eficiencia operativa y un incremento de la facturación.

Aunque los anuncios de la compañía Aerolíneas Argentinas, la posición del Gobierno y parte de la posición sindical sean muy promisorias, son poco sostenibles hacia el futuro. Detrás de esta mentada fusión que por años se ha estado gestando, existe el deseo de eliminar a Austral Líneas Aéreas en medio de mezquindades y atropellos a la aviación comercial, para materializar el viejo anhelo de la dirigencia política y empresaria de Aerolíneas Argentinas de fortalecer la posición dominante en el mercado argentino.

Aerolíneas-Austral merger process

Sign agreement between pilots first step towards merger

The CEO of Grupo Aerolíneas, Pablo Ceriani, has announced that he has made progress in the integration of Aerolíneas Argentinas and Austral Líneas Aéreas. After the introduction of the problems of the pandemic in the world of aviation, the executives of the State company a plan to continue with the synergy of both airlines, or more precisely the elimination of its partner Austral Líneas Aéreas, an old desire political-union in the commercial aviation environment.

Reaching the integration of the two companies has added a new chapter with a basic agreement of the pilot unions of the Airline Pilots Association (APLA) represented by Aerolíneas Argentinas and those of the Union of Airline Aviators (UALA) that they bring together those of Austral Líneas Aéreas.

The integration of the pilots of the two fleets has become a problem of effective union after the acquisition of Austral by the State to the Aerolineas Group in 2008. The rivalry between the unions UALA and APLA was an issue that affected the process of merger between both companies.

Background

Cielos del Sur S.A. and Iberia formed a consortium to acquire an 85% stake in Aerolineas Argentinas in 1990, within the framework of the privatization of that flag carrier. Shortly after, Cielos del Sur S.A. Austral Líneas Aéreas sold to Iberia. The fate of Aerolíneas Argentinas and Austral was aligned from then on. In July 1998, the company was 10% owned by its former competitor Aerolíneas Argentinas. On July 21, 2008, the Government of Argentina regained state control of the airline after acquiring 99.4% of the capital stock for an undisclosed price. The remaining 0.6% is still owned by the company’s employees. In September 2008, the Argentine Senate approved the nationalization of Aerolíneas Argentinas and its subsidiary Austral Líneas Aéreas in a 46-21 vote in favor of taking office. In June 2010 Aerolíneas Argentinas launched a new paint scheme to renew the image of the airline. The new livery resembles the blue color of the Argentine flag and the yellow color of the sun. As a subsidiary airline, Austral also adopted the new image. Austral’s livery actually differs from Aerolíneas Argentinas only by a red line. Meanwhile, the airline also announced the addition of 20 new Embraer E190s to its fleet, receiving the first two in September 2010.

Integration meeting

In July 2020 the company had called a shareholders meeting to notify the integration or merger of both companies into a single business unit. The management of Grupo Aerolíneas met this Friday 02/10 to continue advancing with the integration of Aerolíneas/Austral. “Yesterday we took a fundamental step to finalize the merger of Aerolíneas and Austral. We reached an agreement between the pilots of both companies that puts an end to a history of disagreements within our flag airline. From this agreement, the work of Our pilots will be developed under the same rules and criteria, their ranks will be integrated and their union representation will be unified, which translates into more flight hours and greater productivity for our aircraft. It will also improve the programming of Airlines flights, unify operating criteria and will allow us to make our organizational structure more efficient”, CEO Pablo Ceriani said via Twitter.

The head of Aerolíneas added that the company proposed two objectives at the beginning of the Coronavirus pandemic: “To put our work at the service of the country, with repatriation flights and cargo flights with medical supplies, and to carry out transformations to improve productivity. and thus overcome the worst crisis in the industry. The merger of Aerolíneas Argentinas and Austral is a fundamental step in that sense, incorporating the best practices of the industry will allow us to set a growth path in the next stage. This agreement represents progress in that direction”.

Integration agreement

The agreement between the pilots of the Austral union (UALA) and the Aerolineas union (APLA) was always thorny. It happens that both guilds were always at odds and the conjunction of both in a single fleet could never be achieved. The big winner in this negotiation was the APLA Guild. The issue was locked in the career ladder of the pilots. Those of the flag airline did not want to receive their first cousins ​​and give them the opportunity to compete with them. Those of Austral, on the other hand, wanted to be able to aspire to fly larger planes and have another ceiling in their career that is not the narrow-body, the Embraer 190s.

Now, Austral pilots and co-pilots will be able to choose to continue their careers in the Embraers or try to fill the vacancies that are opened in the rest of the fleet, either due to retirement, incorporation of aircraft or when the Boeing 737s return MAX, though it is unknown how oiled it will be on the road to competition with Aerolíneas cousins. Austral pilots were all below those of Aerolíneas. They achieved some priority when it came to moving up from co-drivers to pilots. Austral’s co-pilots have priority to be pilots in those cabins over those of Aerolíneas. Later, APLA handed over some positions in the structure of the union. The future coexistence between the two is unknown.

The Secretary General of the Airline Pilots Association (APLA), Pablo Biró, said that the merger between the two firms “is the answer for Aerolíneas to really take off. A historic decision because they were two public companies with parallel structures, which share most”. On the negotiations, he added: “We closed the agreement late last night, it was a long time job, very complex, very hard work. It is something that many of us dream about, personally I am happy”. The union representative stressed that after years of disagreements, this will allow a stronger union representation because it will be a larger and even more efficient company, when the pandemic ends. Regarding this, he commented that the millions of dollars in billing that will be saved due to the union of Aerolíneas Argentinas and Austral may be used for other issues such as aircraft spare parts or new routes.

CEO Pablo Ceriani knows that the step that has been taken has been important and necessary, but not enough to get the company to start down a somewhat more competitive path. In fact, there are two important unions that have not yet closed the conditions of the merger: the Técnicos (APTA) and the Cabin Crew (AAA).

Pablo Biró admitted that the two pilot unions APLA and UALA were “cats and dogs for years”. “With the generational renewal, many years ago we worked as if we were a single union, there was a very important work in unity with these parallel structures”.

Biggest stumbling block

Despite this manifested harmony and the announcements of conjunction between APLA and UALA, the Secretary General was cautious: “The merger remains to be seen. The company was achieved, now, the decision to join a union is individual. It would be that we all end up in a single stronger union, but it is an individual decision and I am respectful of the colleagues of the other union”. Pablo Biró said that “the union of both representation structures would be a joy, since they would promote a stronger union, even in technical-professional terms, with people who have been flying in the industry for more than 30 years”.

The company knows that the strong fight is elsewhere. During these hours, in addition, he negotiates to change some working conditions that seemed harsh. Decree 671 of 1994, which, despite having undergone many changes, is the central axis of the regulation of civilian airline personnel. That is where what has to do with service times, flight hours for each crew and staff breaks takes refuge. In addition to the fact that the rule includes the topic of vacations, the most important thing is that it states how much staff can fly. Precisely, the conditions stamped there are part of the reasons that led Latam Airlines Argentina to dismantle its local operation.

Aerial perspectives

On May 5, 2020, the Government announced the decision to merge Aerolíneas Argentinas and Austral Líneas Aéreas into a single airline with the aim of generating savings, in the face of a severe crisis for the sector. “The duplication of structures in this context has no reason to exist”, Pablo Ceriani explained at the time. Aerolíneas Argentinas would absorb Austral Líneas Aéreas in a merger that is expected to conclude by year-end. In this framework, Austral will cease to exist as a brand. It is estimated that the measure will allow Aerolíneas Argentinas to improve its numbers by approximately US$ 100 million, as a result of the reorganization of internal structures, an increase in operating efficiency and an increase in billing.

Although the announcements of the Aerolíneas Argentinas company, the government’s position and part of the union position are very promising, they are not very sustainable in the future. Behind this so-called merger that has been brewing for years, there is the desire to eliminate Austral Líneas Aéreas amidst miseries and outrages against commercial aviation, to materialize the old desire of the political and business leadership of Aerolíneas Argentinas to strengthen the dominant position in the Argentine market.


PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Aerolineas.com / Apla.org.ar / Uala.com.ar / Airgways.com / Lanacion.com.ar / Visiteiffel
AW-POST: 202010041247AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s