Boeing va a la guerra contra Bombardier

Boeing-737max-en-vol-2013-12-22

AW | 2016 04 27 14:33 | INDUSTRY

 

Esta semana, The Wall Street Journal informó que en Boeing (NYSE: BA) pueden desarrollar otra versión de su nuevo 737-Max avión de pasillo único para defenderse de la competencia potencial de Bombardier, Inc. (TSX: BBD.B). El avión propuesto asentaría alrededor de 150 pasajeros.

Bombardier ya se enfrenta a una serie de cuestiones que van desde la escasa demanda y  niveles de deuda aplastantes. El año pasado, aceptó un rescate de $ 1 mil millones del gobierno de Quebec, y un $ 1 mil millones de rescate que se está preparando por el gobierno de Ottawa.

Con Boeing preparándose para la guerra en el segmento más lucrativo del avión de Bombardier, ¿podrá esperar sobrevivir?

¿Porqué ahora?

En el desarrollo de su avión CSeries emblemáticos, Bombardier se centró en el segmento de avión 100-150 asientos, creyendo que podía satisfacer la nueva demanda de aviones de bajo consumo de combustible. la demanda amplia nunca se materializó.

En Paris Air Show 2015, una fuente importante de pedidos de los clientes para la mayoría de los fabricantes de reactores, la empresa dejó sin un solo pedido de la CSeries. Horizon Airlines, el brazo regional de Alaska Airlines, recientemente ordenó 30 aviones Embraer E175, un competidor directo de jet CSeries de Bombardier. A principios de este año, United Airlines acordó la compra de 40 aviones pequeños de Boeing, un contrato de $ 3.2 millones de dólares que Bombardier había estado compitiendo.

Incluso algunos pedidos existentes están en peligro; Ilyushin Finance Co., una empresa rusa, está reevaluando su fin porque ahora es incapaz de garantizar la financiación debido a las sanciones económicas.

Para solucionar el problema, la gestión de Bombardier ha estado considerando la posibilidad de un nuevo avión, CS500 más grande que competiría en el segmento de más de 150 asientos. Este modelo más grande encajaría con más naturalidad a las flotas existentes de las aerolíneas. Bombardier en realidad perdió un pedido con Delta Air Lines el año pasado porque no construiría una versión más grande de la CSeries. British Airways también ha preguntado por una versión más grande del avión.

Si Bombardier CSeries podría producir un avión de mayor tamaño, con sus exclusivos motores Pratt & Whitney (50% más silencioso y más eficiente que la mayoría de los aviones), la demanda seguramente se materialice.

La demanda se materializa, pero también lo haría la competencia

Incluso si de alguna manera se obtiene una versión CS500 más grande, es poco probable que podría competir con Airbus y Boeing Grupo SE.

A principios de este año, Boeing dio a United Continental Holdings Inc. un descuento del 75% sobre su Boeing 737NG, una señal de que Bombardier encontrará una fuerte resistencia en entrar en el mercado + 150 asientos. Si en Boeing es serio el desarrollo de una nueva versión de su nuevo Boeoing 737-7X MAX para competir directamente con un avión Bombardier más grande, el mercado se vería inundado de competidores, pero asegurando que Bombardier tendría problemas para obtener algún beneficio.

Convertir un beneficio es muy importante en este momento. En la actualidad, Bombardier tiene $ 8.5 mil millones en deuda y sólo $ 2.9 mil millones en efectivo. Incluso con supuestos optimistas, la gerencia estima que requiere $ 2 mil millones en fondos adicionales en los próximos cinco años para completar el proyecto de la CSeries existentes, por no mencionar el desarrollo de modelos futuros.

Si todos están entusiasmados con un mayor ahorro del avión CSeries de Bombardier , las últimas noticias de Boeing  podrían apagar cualquier optimismo. A\W

Boeing Co Goes to War Against Bombardier, Inc.
This week the Wall Street Journal reported that is Boeing Co (NYSE:BA) may develop another version of its new 737 Max single-aisle jetliner to fend off potential competition from Bombardier, Inc. (TSX:BBD.B). The proposed plane would seat around 150 passengers.
Bombardier is already facing a slew of issues ranging from lacklustre demand and crushing debt levels. Last year, it accepted a $1 billion bailout from the Quebec government, and another $1 billion bailout now being prepared by the Ottawa government. With Boeing preparing for war in Bombardier’s most lucrative plane segment, can Bombardier hope to survive?
Why now?
When developing its flagship CSeries jet, Bombardier focused on the 100-150 seat plane segment, believing it would meet new demand for fuel-efficient jets. Ample demand never materialized.
At last summer’s Paris Air Show, a major source of customer orders for most jet manufacturers, the company left without a single CSeries order. Horizon Airlines, the regional arm of Alaska Airlines, recently ordered 30 Embraer E175 aircraft, a direct competitor to Bombardier’s CSeries jet. Earlier this year, United Airlines agreed to buy 40 small planes from Boeing, a $3.2 billion deal that Bombardier had been vying for. Even some existing orders are in peril; Ilyushin Finance Co., a Russian company, is re-evaluating its order because it’s now unable to secure financing due to economic sanctions.
To fix the issue, Bombardier management has been mulling the possibility of a new, larger CS500 jet that would compete in the +150-seat segment. This larger model would fit more naturally into airline’s existing fleets. Bombardier actually lost an order with Delta Air Lines last year because it wouldn’t build a larger version of the CSeries. British Airways has also asked about a larger version of the plane. If Bombardier could produce a larger CSeries jet, complete with its exclusive Pratt & Whitney engines (50% quieter and more fuel efficient than most jets), demand would surely materialize.
Demand would materialize, but so would competition
Even if it does somehow get a larger CS500 version off the ground, it’s unlikely it could compete against Airbus Group SE and Boeing. Earlier this year, Boeing gave United Continental Holdings Inc. a 75% discount on its 737NG jet, a sign that Bombardier will find stiff resistance in entering the +150-seat market. If Boeing is serious about developing another version of its new 737 jet to compete directly with a larger Bombardier plane, the market would be flooded with supply, all but ensuring that Bombardier would struggle to turn a profit.
Turning a profit is incredibly important right now. Currently, Bombardier has $8.5 billion in debt and only $2.9 billion in cash. Even with optimistic assumptions, company management believes that it requires $2 billion in additional financing over the next five years to complete the existing CSeries project, not to mention developing future models. If you were at all excited about a larger CSeries jet saving Bombardier, the latest news out of Boeing should snuff out any optimism left.
Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: fool.ca
DBk: Photographic © A I R G W A Y S
AW-POST: 201604271433AR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s