Qantas vuelos más largos del mundo

Qantas Boeing 787.pngAW | 2019 08 23 11:52 | AIRLINES ROUTES / AEROSPACE SCIENCE

Qantas Horizontal New.jpgQantas Airways estrenaría los tres vuelos más largos del mundo

Los tres vuelos experimentales serán realizados por Qantas Airways que se convertirán en los más largos de la historia, que durarán más de 19 horas. En fase experimental, estos solo serán viajes de prueba, en las rutas Nueva York—Sydney y Londres—Sydney, con el fin de obtener datos sobre los efectos de los vuelos de larga distancia en el organismo humano por la exposición prolongada del cuerpo al ambiente presurizado.

La compañía está trabajando en el Proyecto Sunrise, que tiene como objetivo permitir vuelos directos desde la costa este de Australia (Sydney, Melbourne y Brisbane) a Londres y Nueva York, con la expectativa de incluir eventualmente Río de Janeiro y Ciudad del Cabo. Sin embargo, debido a que son vuelos que pueden superar las 21 horas, se desconocen los efectos de la exposición prolongada a un entorno corporal confinado y presurizado. La investigación está siendo realizada por Qantas en asociación con el Centro Charles Perkins de la Universidad de Sydney y la Universidad de Monash en conjunto con el CRC de Alerta, Seguridad y Productividad.

Los investigadores de la Universidad de Monash supervisarán a los miembros de la tripulación para registrar los niveles de melatonina antes, durante y después de los vuelos. Los pilotos usarán un dispositivo EEG (electroencefalograma) que mapea patrones de ondas cerebrales y monitorea el estado de alerta. El objetivo es establecer datos para ayudar a construir un patrón óptimo de trabajo y descanso para los pilotos que operarán servicios a largo plazo en el futuro. “El vuelo de larga distancia presenta muchas preguntas de sentido común sobre la comodidad y el bienestar de los pasajeros y la tripulación. Estos vuelos [experimentales] proporcionarán datos valiosos para ayudar a responderlos”, explicó Alan Joyce, CEO del Grupo Qantas.

Recientemente, Qantas realizó una encuesta sobre el sueño de los pasajeros en su servicio directo entre la ciudad australiana de Perth y Londres. Según los investigadores involucrados en el estudio, algunos de estos hallazgos iniciales serán evaluados como parte de estos vuelos de investigación dedicados. También se evaluarán los informes de los pasajeros sobre la elección de alimentos, zonas de estiramiento separadas y opciones de entretenimiento. El objetivo será verificar la relación entre la rutina anterior del viaje, agregar las opciones a bordo y sus efectos en un vuelo largo. Qantas también espera compartir los resultados de la investigación con las autoridades de seguridad de la aviación civil, ayudando a crear regulaciones que le permitan operar vuelos de más de 19 horas.

Los vuelos de prueba utilizarán tres Boeing 787-9 Dreamliner que entregará el fabricante en las próximas semanas. Después de que Qantas reciba el avión, serán enviados a Nueva York y Londres, donde recibirán solo 40 pasajeros para completar la enorme distancia. La reducción en el número de pasajeros se debió a la autonomía de la aeronave. Diseñado para pasos más pequeños con su capacidad máxima de pasajeros, el avión despegará prácticamente vacío, lo que le permite aumentar la cantidad máxima de combustible y, por lo tanto, su alcance final.

AW-70220067.png

Proyecto Sunrise

El Proyecto Qantas Sunrise prevé el desarrollo de un avión que puede conectar la costa este de Australia a las ciudades de Nueva York y Londres directamente. El programa estableció una serie de requisitos previos, como la capacidad mínima de pasajeros, el alcance, el costo operativo, entre otros. Airbus y Boeing fueron invitados a ofrecer un avión capaz de cumplir con estos requisitos, con el A350 y el nuevo 777-8 como competidores potenciales.

Singapore Airlines actualmente tiene un vuelo directo entre Singapur y Newark en Nueva Jersey, Estados Unidos. El vuelo es operado por un Airbus A350-900ULR, que a pesar de que la versión de alcance ultra-largo tiene una capacidad de solo 160 pasajeros, dadas las restricciones operativas para el vuelo.

La mayor barrera para las conexiones entre la región de Oceanía y la costa este de los Estados Unidos es la relación entre la capacidad y el alcance de los aviones. Los aviones con una gran cantidad de asientos no pueden alcanzar el rango requerido debido a su mayor peso, que además de la cantidad militar de combustible suministrada, interfiere con el rendimiento del vuelo. Por otro lado, los aviones de menor capacidad pueden llevar un mayor peso de combustible pero aumentar drásticamente la operación. “Volar sin escalas desde la costa este de Australia a Londres y Nueva York es realmente la última frontera de la aviación y estamos decididos a hacer todo lo posible para hacerlo bien”, dijo Joyce.AW-Icon-AW-TXT

Qantas longest flights in the world

Qantas Airways would release the three longest flights in the world

Resultado de imagen para logo qantasThe three experimental flights will be made by Qantas Airways that will become the longest in history, which will last more than 19 hours. In the experimental phase, these will only be test trips, on the New York — Sydney and London — Sydney routes, in order to obtain data on the effects of long-distance flights in the human organism by prolonged exposure of the body to the environment pressurized

The company is working on the Sunrise Project, which aims to allow direct flights from the east coast of Australia (Sydney, Melbourne, and Brisbane) to London and New York, with the expectation of eventually including Rio de Janeiro and Cape Town. However, because they are flights that can exceed 21 hours, the effects of prolonged exposure to a confined and pressurized body environment are unknown. The research is being conducted by Qantas in association with the Charles Perkins Center of the University of Sydney and the University of Monash in conjunction with the CRC Alert, Safety and Productivity.

Monash University researchers will supervise crew members to record melatonin levels before, during and after flights. Pilots will use an EEG (electroencephalogram) device that maps brain wave patterns and monitors alertness. The objective is to establish data to help build an optimal work and rest pattern for pilots who will operate long-term services in the future. “The long-distance flight presents many commonsense questions about the comfort and well-being of passengers and crew. These [experimental] flights will provide valuable data to help answer them”, said Alan Joyce, CEO of the Qantas Group.

Recently, Qantas conducted a survey on the dream of passengers in its direct service between the Australian city of Perth and London. According to the researchers involved in the study, some of these initial findings will be evaluated as part of these dedicated research flights. Passenger reports on food choices, separate stretching areas, and entertainment options will also be evaluated. The objective will be to verify the relationship between the previous routine of the trip, add the options onboard and their effects on a long flight. Qantas also hopes to share the results of the investigation with civil aviation security authorities, helping to create regulations that allow it to operate flights for more than 19 hours.

The test flights will use three Boeing 787-9 Dreamliner that the manufacturer will deliver in the coming weeks. After Qantas receives the plane, they will be sent to New York and London, where they will receive only 40 passengers to complete the huge distance. The reduction in the number of passengers was due to the autonomy of the aircraft. Designed for smaller passages with its maximum passenger capacity, the aircraft will take off practically empty, which allows it to increase the maximum amount of fuel and, therefore, its final reach.

AW-70220068.png

Sunrise Project

The Qantas Sunrise Project foresees the development of a plane that can connect the east coast of Australia to the cities of New York and London directly. The program established a series of prerequisites, such as minimum passenger capacity, range, operating cost, among others. Airbus and Boeing were invited to offer a plane capable of meeting these requirements, with the A350 and the new 777-8 as potential competitors.

Singapore Airlines currently has a direct flight between Singapore and Newark in New Jersey, United States. The flight is operated by an Airbus A350-900ULR, which despite the fact that the ultra-long-range version has a capacity of only 160 passengers, given the operational restrictions for the flight.

Resultado de imagen para project sunrise logo

The greatest barrier to connections between the Oceania region and the east coast of the United States is the relationship between the capacity and range of aircraft. Airplanes with a large number of seats cannot reach the required range due to their greater weight, which in addition to the military amount of fuel supplied, interferes with flight performance. On the other hand, smaller capacity airplanes can carry a greater weight of fuel but drastically increase the operation. “Flying nonstop from the east coast of Australia to London and New York is really the last frontier of aviation and we are determined to do everything possible to do it right”, Joyce said. A \ W

 

 

 

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: Airgways.com
DBk: Qantas.com / Aeromagazine.uol.com.br
AW-POST: 201908231152AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s