Test vuelos anti-transmisión

AW | 2020 10 10 15:17 | AVIATION SAFETY / AVIATION TECHNOLOGY

Simulación pruebas de vuelos evalúan bajo riesgo de transmisión

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha detallado que entre los 1.200 millones de pasajeros que han viajado con aerolíneas comerciales desde principios de 2020, se han reportado 44 casos de COVID-19 en los que se produjo transmisión en vuelo, según encontraron nuevos datos publicados por las agencias de aviación. Los datos recopilados por IATA se dieron a conocer durante una conferencia de prensa el Jueves 8 de Octubre de 2020 junto con presentaciones realizadas por los líderes de ingeniería en Airbus, Boeing y Embraer. Mediante el uso de simulaciones de Dinámica de Fluidos Computacional (CFD) y pruebas en vivo de pasajeros que tosen en cabinas e incluso virus transmitidos por el aire, las tres compañías de aviación publicaron los datos de las investigaciones más profundas sobre el riesgo de transmitir el coronavirus COVID-19 en vuelo hasta la fecha.

“El riesgo de que un pasajero contraiga Coronavirus mientras está a bordo parece muy bajo. Con solo 44 casos potenciales identificados de transmisión relacionada con el vuelo entre 1.200 millones de viajeros, ese es un caso por cada 27 millones de viajeros. Reconocemos que esto puede ser una subestimación, pero incluso si el 90 por ciento de los casos no se denunciaran, sería un caso por cada 2,7 millones de viajeros. Creemos que estas cifras son sumamente tranquilizadoras. Además, la gran mayoría de los casos publicados ocurrieron antes de que se generalizara el uso de cubiertas faciales durante el vuelo”, dijo el Dr. David Powell, Asesor Médico de IATA durante la sesión informativa.

La IATA recopiló la cantidad de veces que se pensó que un pasajero había transmitido COVID-19 durante el vuelo, según los datos reportados desde principios de 2020. Los tres fabricantes de aviones comerciales más grandes de la industria utilizaron CFD para modelar cómo los pasajeros con máscaras o sin ellas, respirar, toser y hablar pueden propagar moléculas a través de la cabina de un avión durante el vuelo. Si bien los tres utilizaron supuestos, metodologías y criterios separados, todos llegaron a una conclusión similar estableciendo evidencia creíble del bajo riesgo que enfrenta un pasajero de una aerolínea en un vuelo promedio. Si bien las aerolíneas y los fabricantes continúan promoviendo la efectividad de los filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA), el flujo de aire descendente y las altas tasas de intercambio de aire que ocurren en las cabinas, los pasajeros aún expresan su preocupación sobre la capacidad de las aerolíneas para mantener seguros los entornos de las cabinas. del riesgo de transiciones COVID-19. Una encuesta de pasajeros que viajaron durante el mes de junio mostró que el 50 por ciento de los pasajeros cree que el aire de la cabina es tan limpio como un hospital, mientras que otro 50 por ciento dice que percibe el aire de la cabina como peligroso. Todos los segmentos de la industria del transporte aéreo comercial han intentado demostrar que los entornos de la cabina de los aviones son más seguros de alguna manera que los edificios de oficinas, bares y restaurantes que los viajeros frecuentan en su vida diaria.

Análisis en Airbus

Bruno Fargeon, ex-Jefe de Modelado, Simulación e Ingeniería que asumió el cargo de líder del proyecto de la iniciativa “Keep Trust in Air Travel” de Airbus Group, dijo que el fabricante con sede en Toulouse usó CFD para recopilar 50 millones de puntos de datos sobre el tamaño de los virus en micrones. y las partículas pueden fluir a través de la cabina de un avión, incluida la velocidad del aire, la dirección y la temperatura para cada uno de los puntos de datos recopilados a 1000 veces por segundo.

Cuando se le preguntó cómo se puede lograr el distanciamiento social en la cabina del avión y si las aerolíneas deberían eliminar el asiento del medio, Bruno Fargeon dijo que el flujo de aire y los filtros HEPA combinados con el uso de máscaras pueden eliminar la mayor parte del riesgo asociado con la transmisión en vuelo de COVID-19. “La distancia social a bordo de la aeronave no se puede medir tomando una medida de seis pies. La distancia social a bordo de la aeronave está asegurada por el flujo de aire que elimina las partículas y las gotas, y claramente, esa es la mejor protección que puede obtener hoy a bordo de un aviones. Las recomendaciones que se dan hoy en bares y restaurantes son lugares donde la ventilación no se puede comparar con el grado que se puede encontrar en un avión. Eso es lo que marca la gran diferencia entre el entorno de un avión y un entorno terrestre clásico”, dijo Bruno Fargeon.

El modelado CFD también permitió al equipo de ingeniería de Bruno Fargeon estudiar escenarios en los que un A320 lleno de pasajeros llevaban máscaras, algunos llevaban máscaras y otros las llevaban incorrectamente. Su equipo también consideró cómo las fugas en las máscaras de tela podrían permitir que las moléculas escapen, sin dejar de llegar a la conclusión de que el flujo de aire de arriba hacia abajo y el sistema de recirculación de aire es suficiente para contrarrestar la fuga.

Airbus también ha estudiado algunas de las propuestas de terceros proveedores considerando el uso de cortinas o barreras físicas de plexiglás entre asientos, encontrando que podrían presentar más peligros que beneficios. “No recomendamos usarlos. O son muy pequeños y no van a proteger o son grandes y si son grandes distraerán el flujo e interrumpirán el flujo. También plantean retos extra, necesitan ser limpiados y limpiados adecuadamente, y además en aviones, todavía hay algunas recomendaciones y procedimientos de emergencia que tenemos que respetar. Con este tipo de dispositivos, también plantean algunos otros problemas de seguridad en En términos de evacuación, también podrían plantear algunos otros problemas de seguridad en términos de propagación del fuego al interior de la aeronave, por lo que, en general, el beneficio que traería es cero”, dijo Bruno Fargeon.

Pruebas en Boeing

The Boeing Company proporcionó una descripción general de cómo está estudiando el movimiento de moléculas a través de la cabina de un avión. “De hecho, hemos realizado pruebas con MS-2, que es un virus vivo que es seguro para los humanos. Hemos hecho una gran variedad de cosas, hemos hecho pruebas con partículas del tamaño de un virus, hemos realizado pruebas con virus seguros para humanos, para asegurarnos de que comprendemos completamente el medio ambiente“, dijo Dan Freeman, Jefe Ingeniero de la Iniciativa de Viaje de Boeing. Dan Freeman dijo que el análisis de Boeing también mostró que cuando ocurre una tos en un avión de pasillo único como el Boeing 737, sus simulaciones computacionales y pruebas en vivo mostraron que todas las partículas de tos medibles se eliminan unos 90 segundos después de que ocurre la tos. Boeing también descubrió que las gotas más grandes emitidas por la tos de una persona caerán del aire más rápido porque son más pesadas, mientras que las moléculas del tamaño de un aerosol son las más difíciles de rastrear y eliminar solo a través del flujo de aire.

Estudios en Embraer

El Vicepresidente Senior de Ingeniería, Tecnología y Estrategia de Embraer S.A., Luis Carlos Affonso, dijo que el fabricante brasileño vio resultados similares a los estudios realizados por Airbus y Boeing. Su CFD y las pruebas en vivo también mostraron que la diferencia entre el riesgo de que las moléculas generadas por la tos alcancen la zona de respiración de otros pasajeros es de aproximadamente 0.13 por ciento sin una máscara y 0.02 por ciento mientras usa una. “La necesidad humana de viajar, conectar y ver a nuestros seres queridos no ha desaparecido. De hecho, en momentos como este, necesitamos a nuestras familias y amigos aún más. Nuestro mensaje hoy es que debido a la tecnología y los procedimientos implementados, puede volar de manera segura; todas las investigaciones lo demuestran. De hecho, la cabina de un avión comercial es uno de los espacios más seguros disponibles en cualquier lugar durante esta pandemia”, dijo Luis Affonso.

Perspectivas aéreas

La recopilación de datos de IATA y los resultados de las simulaciones de cabina se alinean con el bajo número de informes en vuelo informados en un estudio revisado por pares realizado por Freedman y Wilder-Smith en el Journal of Travel Medicine. Ese estudio también apunta a la capa adicional de protección proporcionada por los pasajeros que usan máscaras. Las tres empresas admitieron que todavía existe cierto riesgo relacionado con la posibilidad de transmitir el virus durante el vuelo. Los filtros HEPA, el flujo de aire y el uso de mascarillas aún dejan la posibilidad de que una pequeña cantidad de partículas emitidas por un pasajero que podría tener COVID-19 y no saberlo lleguen a otro pasajero que también está sentado en la cabina. Pero creen que la educación que están brindando a los pasajeros y ser lo más transparentes posible sobre cómo los micrones del tamaño de un virus fluyen a través de una cabina durante el vuelo muestra cuán bajo es realmente el riesgo.

Ninguna de las pruebas en vivo realizadas por Airbus, Boeing y Embraer involucró la simulación real de una persona que tiene COVID-19 tosiendo o respirando abiertamente durante el vuelo. En su lugar, utilizaron humo y otros métodos para estudiar cómo las micras y las moléculas son eliminadas por el flujo de aire y la recirculación que ya ocurre en las cabañas hoy en día.

Anti-transmission flight test

Simulation flight tests assess low risk of transmission

The International Air Transport Association (IATA) has detailed that among the 1.2 billion passengers who have traveled with commercial airlines since the beginning of 2020, 44 cases of COVID-19 have been reported in which transmission occurred in flight, according to new findings. data published by aviation agencies. The data collected by IATA was released during a press conference on Thursday, October 8, 2020 along with presentations made by engineering leaders at Airbus, Boeing and Embraer. Using Computational Fluid Dynamics (CFD) simulations and live testing of passengers coughing in cabins and even airborne viruses, the three aviation companies released the data from the most in-depth investigations into the risk of transmitting the COVID-19 coronavirus in flight to date.

“The risk of a passenger contracting Coronavirus while on board appears very low. With only 44 potential cases of flight-related transmission identified among 1.2 billion travelers, that’s one case for every 27 million travelers. We recognize that this may be an understatement, but even if 90 percent of cases went unreported, it would be one case for every 2.7 million travelers. We believe that these figures are extremely reassuring. Furthermore, the vast majority of reported cases occurred before the use of face shields became widespread during the flight”, said Dr. David Powell, IATA Medical Advisor during the briefing.

IATA compiled the number of times a passenger was thought to have transmitted COVID-19 during the flight, based on data reported since early 2020. The three largest commercial aircraft manufacturers in the industry used CFDs to model how passengers with Masks or without masks, breathing, coughing and talking can spread molecules through the cabin of an airplane during flight. While all three used separate assumptions, methodologies, and criteria, they all came to a similar conclusion establishing credible evidence of the low risk an airline passenger faces on an average flight. While airlines and manufacturers continue to promote the effectiveness of High Efficiency Particulate Air Filters (HEPA), the downward airflow and high air exchange rates that occur in cabins, passengers still express concern. on airlines’ ability to keep cabin environments safe. of the risk of COVID-19 transitions. A survey of passengers who traveled in June showed that 50 percent of passengers believe cabin air is as clean as a hospital, while another 50 percent say they perceive cabin air as dangerous. Every segment of the commercial air transport industry has tried to show that airplane cabin environments are somehow safer than the office buildings, bars, and restaurants that travelers frequent in their daily lives.

Analysis at Airbus

Bruno Fargeon, former Head of Modeling, Simulation and Engineering who took over as project leader for Airbus Group’s “Keep Trust in Air Travel” initiative, said the Toulouse-based manufacturer used CFDs to collect 50 million points of data on the size of viruses in microns. and particles can flow through the cabin of an airplane, including airspeed, direction, and temperature for each of the data points collected at 1000 times per second.

AIRBUS SHOWS HOW FLOW OF AIR HELPS TO ELIMINATE THE SPREAD OF MOLECULES TRANSMITTED IN THE CABIN AIRPLANE

When asked how social distancing can be achieved in the airplane cabin and if airlines should eliminate the middle seat, Bruno Fargeon said that airflow and HEPA filters combined with the use of masks can eliminate most of it. of the risk associated with in-flight transmission of COVID-19. “The social distance on board the aircraft cannot be measured by taking a measurement of six feet. The social distance on board the aircraft is ensured by the airflow that removes particles and droplets, and clearly, that is the best. protection you can get today on board an aircraft. The recommendations given today in bars and restaurants are places where ventilation cannot be compared to the degree that can be found in an airplane. That is what makes the big difference between the environment of an airplane and a classic ground environment”, said Bruno Fargeon.

CFD modeling also allowed Bruno Fargeon’s engineering team to study scenarios where an A320 full of passengers wore masks, some wore masks, and some wore them incorrectly. His team also considered how leaks in cloth masks could allow molecules to escape, while still concluding that the top-down airflow and air recirculation system is sufficient to counter the leak.

Airbus has also studied some of the third-party vendor proposals considering the use of physical plexiglass curtains or barriers between seats, finding that they could present more dangers than benefits. “We do not recommend using them. Either they are very small and will not protect or they are large and if they are large they will distract the flow and interrupt the flow. They also pose extra challenges, they need to be cleaned and cleaned properly, and also on airplanes, there are still some recommendations. and emergency procedures that we have to respect. With these kinds of devices, they also pose some other safety issues in terms of evacuation, they could also pose some other safety issues in terms of spreading the fire inside the aircraft, so that, in general, the benefit it would bring is zero”, said Bruno Fargeon.

Testing at Boeing

The Boeing Company provided an overview of how it is studying the motion of molecules through the cabin of an airplane. “In fact, we have tested MS-2, which is a live virus that is safe for humans. We have done a variety of things, we have tested virus-sized particles, we have tested viruses that are safe for humans, to make sure we fully understand the environment”, said Dan Freeman, Chief Engineer for Boeing’s Travel Initiative. Dan Freeman said Boeing’s analysis also showed that when a cough occurs in a single-aisle aircraft like the Boeing 737, his computer simulations and live tests showed that all measurable cough particles are removed about 90 seconds after it occurs. cough. Boeing also found that the largest droplets emitted from a person’s cough will fall out of the air faster because they are heavier, while aerosol-sized molecules are the most difficult to track and remove through air flow alone.

Studies at Embraer

Embraer S.A. Senior Vice President of Engineering, Technology and Strategy, Luis Carlos Affonso, said that the Brazilian manufacturer saw results similar to studies carried out by Airbus and Boeing. His CFD and live tests also showed that the difference between the risk of molecules generated by coughing reaching the breathing zone of other passengers is about 0.13 percent without a mask and 0.02 percent while wearing one. “The human need to travel, connect and see our loved ones has not disappeared. In fact, in times like this, we need our families and friends even more. Our message today is that due to the technology and procedures in place, it can fly safely, all the research proves it. In fact, the cabin of a commercial airplane is one of the safest spaces available anywhere during this pandemic”, said Luis Affonso.

Air perspectives

The IATA data collection and the results of the cockpit simulations align with the low number of in-flight reports reported in a peer-reviewed study conducted by Freedman and Wilder-Smith in the Journal of Travel Medicine. That study also points to the extra layer of protection provided by passengers wearing masks. All three companies admitted that there is still some risk related to the possibility of transmitting the virus during the flight. HEPA filters, air flow and the use of masks still leave the possibility that a small amount of particles emitted by a passenger who could have COVID-19 and not know it reach another passenger who is also sitting in the cabin. But they believe that the education they are providing passengers and being as transparent as possible about how virus-sized microns flow through a cabin during flight shows how low the risk really is.

None of the live tests conducted by Airbus, Boeing and Embraer involved the actual simulation of a person with COVID-19 coughing or openly breathing during the flight. Instead, they used smoke and other methods to study how microns and molecules are removed by the air flow and recirculation that already occurs in cabins today.


PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Iata.org / Aviationtoday.com / Airbus.com / Boeing.com / Embraer.com / Airgways.com
AW-POST: 202010101517AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s