La formación de pilotos y la salud mental

AW | 2016 06 14 13:15 | SAFETY / SECURITY

Formación estadounidense aumenta el encargado de identificar cuestiones de salud mental de pilotos de líneas aéreas

 

Los reguladores estadounidenses han aumentado la capacitación de los médicos con tamizaje de los pilotos de líneas aéreas para que puedan detectar mejor los problemas de salud mental como consecuencia del suicidio del año pasado en el que murieron 150 personas en un vuelo de Germanwings, donde el primer oficial deliberadamente estrelló el A230 en los Alpes franceses.

La Administración Federal de Aviación también está exigiendo a las compañías aéreas y los sindicatos de pilotos para ampliar los programas que alientan a los empleados que se adelantó para informar de las enfermedades mentales y permitirles recibir tratamiento, dijo el administrador de la agencia Michael Huerta en una conferencia en Washington el jueves pasado.

«Tenemos que hacer más para reducir el estigma que rodea la enfermedad mental», dijo Huerta.

Mientras que la FAA, las compañías aéreas estadounidenses y los sindicatos han acordado una serie de medidas que abordan el tema, también dijeron que no hay manera efectiva de evaluar los valores atípicos raros en la cabina del mando que han llegado a ser tan desquiciado que han tomado a los aviones y mataron a todos a bordo. No será necesaria una nueva evaluación psicológica de los pilotos, ya que un grupo de asesoramiento de funcionarios de la industria y expertos médicos designados por la FAA llegó a la conclusión de que tales exámenes no funcionarían.

El grupo asesor se reunió para estudiar qué se puede hacer para resolver un problema que ha dado lugar a múltiples accidentes catastróficos en un momento cuando la mayoría de las otras causas de los accidentes de aviación casi han sido eliminados.

Aviones derribados

Desde 2013, al menos dos aviones han sido derribados por los pilotos y los investigadores sospechan una tercera, MH-370 Malaysia en 2014, fue trasladado intencionadamente al sur del Océano Índico en 2014 donde desapareció. Hubo 422 personas que murieron en los tres casos.

La agencia de investigación de accidentes de Francia, la Oficina de Investigaciones y Análisis o BEA, llegó a la conclusión de que un copiloto estrelló deliberadamente el aeroplano de Germanwings en una ladera de la montaña el 24 de marzo de 2015. A principios de este año, la agencia instó a los reguladores a volver a examinar cómo la salud de los piloto debe tener un seguimiento y evaluación.

La BEA también dijo que los pilotos deben perder la protección de la privacidad de sus registros de salud. El piloto Germanwings Andreas Lubitz, que se encerró en la cabina  de mando antes de programar el avión para descender, había sido diagnosticado con depresión psicótica y se recomiendaba tratamiento psiquiátrico a dos semanas antes del fatídico vuelo, según la BEA. Los médicos en Alemania no están autorizados a revelar dicha información a un empleador y Lubitz nunca se notificó a ella.

Exámenes médicos

Los pilotos de líneas aéreas en los EE.UU. actualmente deben recibir un examen médico por un médico aprobado por la FAA, al menos una vez al año para asegurar que están en condiciones de volar. Una vez que lleguen a los 40 años, la comprobación se realiza cada seis meses, de acuerdo con la agencia.

No hay examen psicológico específico para pilotos de Estados Unidos, a pesar de que deben responder a un cuestionario que incluye problemas de salud mental y tienen que revelar los medicamentos que está tomando, incluyendo medicamentos para la depresión.

La Asociación Médica Aeroespacial, lo que hace a la investigación científica sobre la condición física y la seguridad de los pilotos y los astronautas, en el pasado ha sugerido que los médicos aprobados por la FAA hacen más preguntas diseñadas para revelar el estado de salud mental. El trabajo de la asociación fue impulsada por un capitán de JetBlue Airways Corp. que tenía una crisis psicológica en un vuelo de 2012 y se cerró la puerta de la cabina del piloto.

No obstante, «Dichas pruebas no se debe esperar para predecir los casos más extremos, cuando los pilotos tienen la intención de suicidarse y matar a los pasajeros», dijo Philip Scarpa, un médico y ex presidente de la asociación, dijo en una entrevista el año pasado.

Viene hacia adelante

Mejor detección aún tendría valor porque son demasiados los pilotos de líneas aéreas que sufren de problemas de depresión, ansiedad o abuso de sustancias que pueden poner en peligro la seguridad, dijo Scarpa. «Reglamentos y políticas de las aerolíneas también deben adaptarse para que los pilotos puedan revelar estas cuestiones y recibir tratamiento sin poner en peligro sus carreras», dijo; Eso ayudaría a inducir más pilotos a presentarse.

Aunque la mayoría de las aerolíneas estadounidenses tienen programas de fomento de pilotos para revelar voluntariamente problemas de salud o para divulgar de forma anónima preocupaciones relacionadas con otros empleados. «El en panel de la FAA se encuentran sólo un puñado de compañías donde había programas adaptados específicamente a las enfermedades mentales», dijo Joe DePete, representante del grupo consultivo de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas. Ahora se requiere que dichos programas estén bajo vigilancia de la seguridad de la FAA.

Informes sin miedo

«Igual que los pilotos están animados a reportar problemas de seguridad sin temor a represalias, los nuevos programas están diseñados para alentar a las tripulaciones de vuelo a presentar preocupaciones antes de que se conviertan en un riesgo para los pasajeros», expresó Paul Morell, vicepresidente de American Airlines para la seguridad física y operativa (security/safety) y el cumplimiento normativo, dijo en la reunión.

«Damos la bienvenida a las ideas destinadas a la promoción de la seguridad de la industria y esperamos que todas las oportunidades para colaborar con la FAA», dijo el portavoz de Southwest Airlines Bob Hughes en un correo electrónico.

La Asociación Americana de Medicina de Estados Unidos está actualmente debatiendo la posibilidad de instar a los legisladores de Estados Unidos para requerir que los médicos que examinan a los pilotos notifiquen cualquier sospecha de problemas de salud mental a las compañías aéreas o la FAA, de acuerdo con Michael Barry, un médico que dirige la división médica de la agencia.

Ha habido siete intencionales accidentes aéreos fatales relacionados con la salud mental desde 1982, según los investigadores. Si bien ninguno de ellos ha ocurrido en las aerolíneas estadounidenses, no fue hasta el 2012 donde un incidente en JetBlue y un caso de 1994 en el que un piloto de FedEx Corp. ha atacado a compañeros pilotos durante un vuelo antes de ser sometido. El total no incluye del 11 de septiembre de 2001, los ataques terroristas contra objetivos en los EE.UU (S11/9).

Los EE.UU. ha tenido una política que requiera al menos dos empleados de la aerolínea en la cabina del piloto en todo momento. Si un piloto tiene que usar el baño, un auxiliar de vuelo u otro piloto debe permanecer en la cabina del piloto durante el descanso. Mientras que la regla no estaba en su lugar en Europa en el momento del accidente Germanwings, la mayoría de los países ya la han adoptado. AIRGWAYS ® Icon-AW

Pilot training and mental health

U.S. Boosts Training to Identify Airline Pilots’ Mental Health Issues

U.S. regulators have increased training for the doctors who screen airline pilots so they can better spot mental health issues in the wake of last year’s suicide that killed 150 people on a Germanwings flight deliberately crashed in the French Alps.

The Federal Aviation Administration is also requiring airlines and pilot unions to expand programs that encourage employees to come forward to report mental illnesses and allow them to receive treatment, agency Administrator Michael Huerta said at a briefing in Washington on Thursday.

 

“We have to do more to reduce the stigma that surrounds mental illness,” Huerta said.

While the FAA, airlines and unions have agreed to several measures addressing the issue, they also said there aren’t effective ways to screen for the rare outliers in the cockpit who have become so unhinged that they’ve taken down planes and killed all aboard. No new psychological screening of pilots will be required because an advisory group of industry officials and medical experts appointed by the FAA concluded that such exams wouldn’t work.

The advisory panel was convened to study what could be done to address an issue that has led to multiple catastrophic crashes at a time when most other causes of aviation accidents have almost been wiped out.

Airliners Downed

Since 2013, at least two airliners have been downed by pilots and investigators suspect a third, Malaysia Air Flight 370 in 2014, was intentionally flown to the southern Indian Ocean in 2014 where it disappeared. There were 422 people killed in the three cases.

France’s accident investigation agency, the Bureau of Investigations and Analysis or BEA, concluded that a co-pilot deliberately crashed the Germanwings plane into a mountainside on March 24, 2015. Earlier this year, the agency urged regulators to re-examine how pilot health is monitored and assessed.

The BEA also said pilots should lose privacy protection of their health records. Germanwings pilot Andreas Lubitz, who locked his captain out of the cockpit before programming the plane to descend, had been diagnosed with psychotic depression and was recommended for psychiatric hospital treatment two weeks before the doomed flight, according to the BEA. Doctors in Germany aren’t allowed to reveal such information to an employer and Lubitz never disclosed it.

Medical Exams

Airline pilots in the U.S. currently must receive a medical check by an FAA-approved physician at least once a year to ensure they are fit to fly. Once they reach age 40, the check occurs every six months, according to the agency.

There’s no specific psychological screening for U.S. pilots, though they must answer a questionnaire that includes mental-health issues and they have to disclose drugs they are taking, including medications for depression.

The Aerospace Medical Association, which does scientific research into the fitness and safety of pilots and astronauts, has in the past suggested that FAA-approved doctors ask more questions designed to reveal mental health status. The association’s work was prompted by a JetBlue Airways Corp. captain who had a psychological breakdown on a 2012 flight and was locked out of the cockpit.

«Still, such screening shouldn’t be expected to predict the most extreme cases when pilots intend to commit suicide and kill passengers»,  Philip Scarpa said, a physician and former president of the association, said in an interview last year.

Coming Forward

«Better screening would still have value because too many airline pilots suffer from depression, anxiety or substance abuse issues that can threaten safety», Scarpa said. Regulations and airline policies should also be tailored so that pilots could reveal these issues and receive treatment without jeopardizing their careers, he said; That would help induce more pilots to come forward.

«While most U.S. airlines have programs encouraging pilots to voluntarily reveal health issues or to anonymously disclose concerns related to other employees, the FAA panel found only a handful of carriers had programs specifically tailored to mental illness», said Joe DePete, the Air Line Pilots Association’s representative on the advisory panel. Such programs will now be required under FAA safety oversight.

Reporting Without Fear

«Just as pilots are now encouraged to report safety issues without fear of reprisal, the new programs are designed to encourage flight crews to come forward with concerns before they escalate into a risk to passengers», Paul Morell, American Airlines’ vice president for safety, security and regulatory compliance, said at the briefing.

“We welcome ideas aimed at advancing the safety of the industry and look forward to any opportunities to collaborate with the FAA,” Southwest Airlines spokesman Bob Hughes said in an e-mail.

The U.S. American Medical Association is currently debating whether to urge U.S. lawmakers to require that physicians who examine pilots report suspicions of mental health issues to airlines or the FAA, according to Michael Barry, a doctor who heads the agency’s medical division.

There have been seven intentional fatal airline crashes linked to mental health since 1982, according to investigators. While none have occurred on U.S. airlines, there was the 2012 JetBlue incident and a 1994 case in which a FedEx Corp. pilot attacked fellow pilots during a flight before being subdued. The total doesn’t include the Sept. 11, 2001, attacks by terrorists on targets in the U.S.

The U.S. has had a policy requiring at least two airline employees in the cockpit at all times. If a pilot needs to use the restroom, a flight attendant or another pilot must stay in the cockpit during the break. While that rule was not in place in Europe at the time of the Germanwings crash, most nations have since adopted it. A\W

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: A I R G W A Y S / claimsjournal.com
DBk: Photographic © ytimg.com
AW-POST: 201606141315AR
PORTAL PHOTOGRAPHIC: Dash 8 STOL landing Cockpit

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s