China acerca inspecciones 737 MAX

CAAC reservado sobre 737 MAX |

AW | 2021 07 09 07:27 | AVIATION SAFETY / AVIATION ORGANISMS

Boeing 737 MAX aproxima vuelos pruebas en China

Boeing 737 MAX_Isologotype

Boeing_Isologo.svg

Los funcionarios de la Civil Aviation Administration of China (CAAC) han señalado que están abiertos a realizar pruebas de vuelo en línea Boeing 737 MAX, un paso hacia el levantamiento de la puesta en tierra del avión en esa nación asiática después de más de dos años de prohibiciones de vuelos. Los detalles de un vuelo de validación para el 737 MAX en China aún se están trabajando, pero las discusiones son una señal de posible progreso en lo que se ha convertido en un largo enfrentamiento sobre el avión, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las discusiones son privadas. The Boeing Company se está preparando para enviar una delegación de alrededor de 35 pilotos e ingenieros para reunirse con los reguladores a fines de julio después de que se sometan a semanas de cuarentena, dijo una de las personas. Todavía podrían pasar muchos meses después de ese vuelo antes de que los reguladores aéreos de China concluyan su trabajo y levanten la prohibición de volar, particularmente si no hay una interrupción en las crecientes tensiones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo.

Los reguladores de aviación de China dijeron en Marzo 2021 que tenían grandes preocupaciones sobre el avión, incluidos los cambios de diseño, la capacitación de nuevos pilotos y las causas de los dos accidentes del MAX. Pero han dicho poco sobre por qué están tardando tanto en evaluar el rediseño y despejar el avión que los reguladores en Estados Unidos, Europa y Canadá. Su larga revisión ha avivado la especulación de que la política es un factor ahora que el avión ha sido despejado por más de 170 países. “No tiene nada que ver con la aviación, la seguridad o la seguridad de la aviación. Está muy por encima de nuestros grados salariales, muy por encima de nuestras cabezas. Es geopolítica”, Richard Aboulafia, un observador de larga data de la industria aeroespacial en el Teal Group.

El destino del avión no solo está enredado en las relaciones entre Estados Unidos y China, sino que también se ve como una posible moneda de cambio en las negociaciones entre los dos países sobre temas comerciales de aviación y nuevos pedidos de aviones. China depende en gran medida de la tecnología estadounidense para su nuevo avión insignia, que se espera que haga su debut comercial a finales de este año. Además, China necesitará la aprobación de Estados Unidos si alguna vez exporta el avión C919, mientras que los fabricantes estadounidenses como General Electric Company se beneficiarán a medida que la contraparte del 737 MAX avance.

Las implicaciones son enormes para Boeing, que se apoya en el regreso comercial del 737 MAX para financiar el giro financiero de la compañía y ayudar a pagar su deuda de US$ 64 mil millones de Dólares. Una interrupción prolongada de la producción estadounidense de los aviones podría pesar en la promesa del presidente Joe Biden de avivar el empleo doméstico.

Una persona familiarizada con las discusiones dijo que las autoridades de China están en conversaciones sobre la realización de sesiones de simulador para el Boeing 737 MAX, pero se negó a decir cuáles son las perspectivas de un vuelo real. Tanto las carreras de simuladores como las pruebas de vuelo precedieron a la decisión de levantar la prohibición en Estados Unidos y Europa, pero algunas naciones no las han requerido antes de permitir que el avión reanude sus operaciones normales. Un portavoz de la Administración de Aviación Civil de China dijo que la agencia no tenía ninguna actualización que proporcionar sobre el progreso hacia el retorno del 737 de cuarta generación al servicio en el país. Boeing no se dirigió específicamente a China cuando se le preguntó sobre el potencial de un vuelo de prueba, diciendo solo que estaba trabajando con reguladores de aviación de todo el mundo.

China fue la primera nación en dejar en tierra el Boeing 737 MAX, actuando a las pocas horas de un accidente fatal en Etiopía el 10 de Marzo de 2019, y no ha permitido que el caballo de batalla de pasillo único vuele desde entonces, lo que engarza las ventas de aviones en el mercado extranjero más grande de Boeing. La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos levantó la puesta a tierra en Noviembre 2020, y el Agencia Europea de Seguridad Aérea y Transport Canada le siguió en Enero 2021.

Bajo los acuerdos del tratado de aviación, la Federal Aviation Administration (FAA) asumió el papel principal en la recertificación del MAX, trabajando en estrecha colaboración con el puñado de naciones que tienen sectores de fabricación de aviones de pasajeros existentes. Como ha ocurrido con otras naciones, China tiene la opción de validar el trabajo de la FAA bajo el tratado. La FAA ha proporcionado a China sesiones informativas técnicas sobre el trabajo, según las personas. Normalmente, uno de los pasos finales antes de una certificación es un vuelo de prueba. Los pilotos de la FAA, la EASA y Transport Canada realizaron dichos vuelos poco antes de levantar sus prohibiciones de vuelo. Boeing ha enviado delegaciones previamente a China desde la puesta en tierra y no hay garantía de que las recientes conversaciones resulten en el levantamiento de la prohibición de volar.

El Boeing 737 MAX estuvo en tierra durante 18 meses en los Estados Unidos después del segundo de dos accidentes aéreos; 346 personas murieron en los dos accidentes. Ambos accidentes fueron causados al menos en parte por un sistema de control de vuelo que funcionó mal, lo que provocó repetidamente que el avión se sumergieran por su cuenta. Desde entonces, el sistema ha sido rediseñado para evitar que se active repetidamente y para agregar redundancia para que sea menos probable que funcione mal, entre otros cambios.

El Director Ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, ha advertido de que un prolongado estancamiento comercial amenaza sus planes de aumentar la producción el próximo año del 737 MAX, la principal fuente de ingresos de la compañía con sede en Chicago. El papel de larga data del fabricante como campeón industrial de Estados Unidos y el mayor exportador también está en peligro. Si a la compañía no se le permite servir al mercado de China, “cederá el liderazgo global. Nunca me rendiré en eso. Pero nos va a crear problemas reales en los próximos dos años si no podemos descongelar parte de la estructura comercial”, dijo David Calhoun el mes pasado.

Estados Unidos está absolutamente trabajando en presionar a China para que avance en el MAX, dijo la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, el mes pasado. Los planes de entrega de Airbus y Boeing para 2021 dependen principalmente de la recuperación de China.

China approaches Boeing 737 MAX inspections

China vs Boeing 737 MAX |

Boeing 737 MAX approaches test flights in China

CAAC_Isologotype

Officials from the Civil Aviation Administration of China (CAAC) have indicated that they are open to conducting flight tests on the Boeing 737 MAX line, a step towards lifting the grounding of the plane in that Asian nation after more than two years. of flight bans. Details of a validation flight for the 737 MAX in China are still being worked out, but the discussions are a sign of possible progress in what has become a lengthy showdown over the plane, said the people, who asked not to be identified. because the discussions are private. The Boeing Company is preparing to send a delegation of about 35 pilots and engineers to meet with regulators in late July after they undergo weeks of quarantine, one of the people said. It could still be many months after that flight before China’s aviation regulators wrap up their work and lift the ban on flying, particularly if there is no disruption in the growing trade tensions between the world’s two largest economies.

AW-790001

China’s aviation regulators said in March 2021 that they had major concerns about the plane, including design changes, new pilot training and the causes of the two MAX crashes. But they have said little about why it is taking so long to evaluate the redesign and clear the plane than regulators in the United States, Europe and Canada. Its lengthy review has fueled speculation that politics is a factor now that the plane has been cleared by more than 170 countries. “It has nothing to do with aviation, security or aviation safety. It is way above our salary grades, way above our heads. It is geopolitical”, Richard Aboulafia, a longtime observer of the industry aerospace at the Teal Group.

Not only is the fate of the plane tangled in U.S.-China relations, it is also seen as a potential bargaining chip in negotiations between the two countries on aviation trade issues and new aircraft orders. China relies heavily on American technology for its new flagship aircraft, which is expected to make its commercial debut later this year. Additionally, China will need US approval if it ever exports the C919 aircraft, while US manufacturers like General Electric Company will benefit as the 737 MAX counterpart moves forward.

The implications are enormous for Boeing, which relies on the commercial return of the 737 MAX to finance the company’s financial turnaround and help pay off its US$ 64 billion dollar debt. A prolonged halt in US aircraft production could weigh on President Joe Biden’s promise to boost domestic employment.

A person familiar with the discussions said Chinese authorities are in talks about holding simulator sessions for the Boeing 737 MAX, but declined to say what the prospects are for an actual flight. Both simulator races and flight tests preceded the decision to lift the ban in the United States and Europe, but some nations have not required them before allowing the plane to resume normal operations. A spokesman for the Civil Aviation Administration of China said the agency had no update to provide on progress towards returning the fourth-generation 737 to service in the country. Boeing did not specifically address China when asked about the potential for a test flight, saying only that it was working with aviation regulators around the world.

China was the first nation to ground the Boeing 737 MAX, acting within hours of a fatal accident in Ethiopia on March 10, 2019, and has not allowed the single-aisle workhorse to fly since then, which enshrines aircraft sales in Boeing’s largest foreign market. The United States Federal Aviation Administration lifted the grounding in November 2020, and the European Aviation Safety Agency and Transport Canada followed in January 2021.

Under the aviation treaty agreements, the Federal aviation Administration (FAA) took the lead role in the recertification of the MAX, working closely with the handful of nations that have existing airliner manufacturing sectors. As has happened with other nations, China has the option of validating the FAA’s work under the treaty. The FAA has provided China with technical briefings on the job, according to the people. Typically one of the final steps before certification is a test flight. Pilots from the FAA, EASA and Transport Canada conducted these flights shortly before lifting their flight bans. Boeing has previously sent delegations to China since the grounding and there is no guarantee that the recent talks will result in the lifting of the flying ban.

The Boeing 737 MAX was grounded for 18 months in the United States after the second of two plane crashes; 346 people died in the two accidents. Both accidents were caused at least in part by a malfunctioning flight control system, repeatedly causing the plane to submerge on its own. Since then, the system has been redesigned to prevent it from being triggered repeatedly and to add redundancy to make it less likely to malfunction, among other changes.

Boeing Chief Executive Officer Dave Calhoun has warned that a prolonged trade stagnation threatens his plans to increase production next year of the 737 MAX, the Chicago-based company’s main source of revenue. The manufacturer’s long-standing role as America’s industrial champion and largest exporter is also in jeopardy. If the company is not allowed to serve the China market, “it will give up global leadership. I will never give up on that. But it will create real problems for us in the next two years if we cannot unfreeze part of the business structure”, he said. David Calhoun last month.

The United States is absolutely working to pressure China to advance on the MAX, Commerce Secretary Gina Raimondo said last month. Airbus and Boeing delivery plans for 2021 are primarily dependent on China’s recovery.

PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Boeing.com / Caac.gov.cn / Reuters.com / Airgways.com
AW-POST: 202107090727AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s