Volotea se une a Airlines for Europe A4E

AW | 2016 05 03 05:30 | ALLIANCE AIRLINES

Compañía de bajo coste española (LCC) Volotea ha convertido en el último avión a unirse a grupo de presión aerolíneas para Europa (A4E).

     La aerolínea con sede en Barcelona ha anunciado 29 de abril se une a la organización, que se creó a principios de este año para actuar como una nueva voz para la industria.Reúne una combinación de líneas aéreas de servicio completo, de bajo costo y de ocio. Volotea es la segunda aerolínea para unirse dentro de una semana.

Volotea opera desde bases en España, Italia y Francia y tiene una flota de cuatro aviones Airbus A319 y 19 Boeing 717; la línea aérea tiene la intención de transición a la aeronave Europea en los próximos años. Se especializa en la conexión de lo que describe como aeropuertos de segundo y tercer nivel en Europa.

«Estamos ansiosos de trabajar con sus aerolíneas miembros A4E y en una agenda enfocada aviación para Europa», dijo el CEO Volotea Carlos Muñoz. «A4E es ahora nuestra nueva voz fuerte como para abordar cuestiones de política y de regulación, que están afectando a nuestro trabajo diario, que debería resolverse en el interés de todos los pasajeros europeos.»

A4E ha sido prominente en pidiendo una manera de detener el tráfico aéreo huelgas de controladores que asolan regularmente viajes en Europa y que buscan poner fin a los impuestos y tasas que aumentan los costes para las compañías aéreas y los pasajeros.

«Una semana incluyendo huelgas en el suelo, en el aire y las nuevas amenazas de impuestos más altos que se están imponiendo en todo el continente demuestra la necesidad de una estrecha cooperación entre las aerolíneas europeas,» dijo Thomas MD A4E Reynaert. A\W

Volotea joins Airlines for Europe

Spanish low-cost carrier (LCC) Volotea has become the latest airline to join lobbying group Airlines for Europe (A4E).
The Barcelona-based airline announced April 29 it was joining the organization, which was set up earlier this year to act as a new voice for the industry. It brings together a combination of full-service, low-cost and leisure carriers. Volotea is the second airline to join within a week.
Volotea operates from bases in Spain, Italy and France and has a fleet of four Airbus A319s and 19 Boeing 717s; the airline intends to transition to the European aircraft over the next few years. It specializes in connecting what it describes as second- and third-level airports in Europe.
“We are looking forward to working with A4E and its member airlines on a focused aviation agenda for Europe,” Volotea CEO Carlos Muñoz said. “A4E is now our new strong voice to address policy and regulatory issues, which are affecting our daily business and should be tackled in the interest of all European passengers.”
A4E has been prominent in calling for a way to halt air traffic controller strikes that regularly blight European travel and seeking to end taxes and charges that increase costs for airlines and passengers.
“A week including strikes on the ground, in the air and new threats of higher taxes being imposed across the continent proves the need of close cooperation among European airlines,” A4E MD Thomas Reynaert said.
Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: atwonline.com
DBk: Photographic © Volotea Airlines
AW-POST: 201605030530AR

 

Delta Airlines compra 112 aviones

MSN_6923_DeltaAir_A321_LandA_HR_05

AW | 2016 05 03 05:18 | AIRLINES

Uno de los pedidos lo hizo con el fabricante francés Airbus, el otro con el canadiense Bombardier. Todo este proceso de reemplazo de flota busca que el 20% de la misma sea nuevo en un plazo de cinco años.

Delta Airlines anunció la semana pasada compras de aviones de los fabricantes Bombardier y Airbus por más de 9,000 millones de dólares.

La aerolínea, con base en Atlanta, Georgia (EE. UU.), ha pedido 37 aeronaves A321ceo, del fabricante francés Airbus. Estas aeronaves estarán reemplazarán paulatinamente a los 116 McDonnell Douglas MD-88 que la compañía opera actualmente.

Adicionalmente, Delta ordenó 75 aviones Bombardier del tipo CSeries, con los cuales reemplazará poco a poco sus Embraer 190. La compañía norteamericana anunció que ya no continuará invirtiendo en aviones brasileños.

El director ejecutivo entrante de Delta, Ed Bastian, detalló que “La familia A320 de Airbus sigue siendo el principal sostén de nuestra flota de aviones de cabina estrecha por su eficiencia económica, su fiabilidad y agrado de los pasajeros”.

MD-88

En un comunicado de prensa, Bastian añadió que “El pedido de los A321 supone un movimiento oportuno que nos permitirá obtener un potente retorno de la inversión y acelerar la retirada de los 116 MD-88 de Delta de una manera económicamente efectiva y eficaz en términos de inversión.”

La adquisición por los aviones CSeries 100, Delta da un impulso importante a este avión y se convertirá en el cliente de lanzamiento estadounidense de la aeronave, además del mayor operador de aviones de este tipo en el mundo.” Delta empleará los CSeries 100 en sus rutas de corto y mediano alcance. Además de los 75 aviones adquiridos, la aerolínea puso opción por otros 50 del mismo tipo, o que podrían ser cambiados a la versión CSeries 300 de mayor tamaño.

La compra es uno de los pasos que Delta tiene para alcanzar sus metas económicas a largo plazo, que incluyen la generación de $4 a $5 billones de dólares por año. En el proceso, la aerolínea ya ha reemplazado 280 jets regionales desde 2009.

Los A321ceo

En el caso de los A321, con esta adquisición Delta eleva su flota de estos aviones a 82 y estarían siendo entregados en 2019. A precio de lista, la nueva orden asciende a los 4.2 billones de dólares y se complementa con la orden puesta entre 2013 y 2014.

El primer A321 de Delta fue entregado en marzo de este año. La mayoría de estos aviones serían producidos en la nueva planta de Airbus en EE. UU. que recientemente entregó el primer avión ensamblado.

La aerolínea vuela en la actualidad 126 aviones de la familia A320 y 38 Airbus A330. La flota completa que Delta opera, incluyendo aviones propios y en ‘lease’, suma 809, según el sitio web de la aerolínea. A\W

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: elsalvador.com
DBk: Photographic © Delta Air Lines
AW-POST: 201605030518AR

Bombardier enfrenta a Airbus y Boeing

Delta CS100

AW | 2016 05 03 00:02 | INDUSTRY

Con mucho Delta Air Lines, la empresa canadiense espera ganar terreno en mercado de aviones de pasillo único

     Durante casi dos décadas, Boeing Co. y Airbus Grupo SE han disfrutado de un duopolio cerca de hacer los aviones narrowbody (fuselaje estrecho) que se han convertido en los caballos de batalla de la industria aérea mundial.

Una orden de la clave de Bombardier Inc. ‘s CSeries aviones de la semana pasada por Delta Air Lines Inc. acaba agrietada abrió la puerta a un tercer jugador.

Los transportistas han esperado durante mucho tiempo una alternativa que podría inyectar más competencia en el mercado de aviones de pasillo único, dominado por Airbus A320 de 737 Boeing y ‘. El programa CSeries de Bombardier promete grandes ganancias de eficiencia de combustible, y ha ganado compromisos más pequeños, incluyendo a la filial Swiss International Air Lines de Deutsche Lufthansa AG . Se comienza a volar los pasajeros con el nuevo avión en julio.

Después de años de sobrecostos y retrasos, la orden de Delta, la aerolínea de Estados Unidos, segunda detrás de American Airlines Group Inc., ha concedido una medida de credibilidad sobre el vapuleado CSeries. Esto podría traducirse en más pedidos.

«Estamos viendo algunas órdenes significativas» para los CSeries, dijo Willie Walsh, consejero delegado de British Airways, y chief de International Consolidated Airlines Group SA, tras el acuerdo de Delta. «Creo que va a hacer la diferencia y dar confianza a los demás a mirar a la aeronave.»

Walsh dijo que hay «muchas posibilidades en nuestros planes de futuro» para considerar CSeries aviones de la flota de IAG.

monsignature-contrat-delta_16x9_WEB

 

El orden que Delta anunció el jueves, es una victoria para Bombardier con sede en Montreal, que ha cancelado $ 3.2 millones de dólares en el programa de la CSeries. El gobierno de Québec en octubre intervino con un rescate de $ 1 mil millones, con una participación del 49% en el programa de la CSeries.

Para Boeing y Airbus, el acuerdo de Delta hace a los CSeries un rival más «legítimo» en el mercado de un solo pasillo. Delta compró el avión más pequeño CS100, que no compite directamente con los modelos de Airbus y Boeing. Sin embargo, la aerolínea dijo que podría cambiar a la mayor CS300, lo que hace competidor.

Bombardier ha asegurado 325 pedidos en firme de sus CS100 y CS300 con capacidad para 130 aviones de 100 plazas. La compañía también está a la espera de otro compromiso para comprar 45 aviones de Air Canada Inc. está terminado evaluar.

«La serie C es una amenaza creíble de que está aquí para quedarse», dijo el analista de Bank of America Ron Epstein.

tumblr_inline_o6jwn8gcvE1tsdaxg_540

Bombardier todavía se enfrenta a una batalla cuesta arriba. Boeing y Airbus, los fabricantes No. 1 y No. 2 del plano del mundo por entregas, respectivamente, están poniendo hacia fuera mucho más 737 y A320, ambos de los cuales han estado en producción desde hace décadas. Eso les permite ganar grandes concesiones por parte de los proveedores, lo que puede traducirse en descuentos de las aerolíneas, contrario a Bombardier que puede encontrar difícil de igualar en el largo plazo.

Airbus y Boeing cada una planean construir alrededor de 690 aviones de un solo pasillo de desde un año hacia el final de la década. Bombardier planea construir alrededor de 80 aviones.

Airbus consiguió su propia orden de 37 aviones de Delta, el pasado viernes. «Delta consiguió en gran medida de una pequeña aeronave», dijo John Leahy, director de operaciones de Airbus para los clientes, en referencia a la orden CS100. Dijo que tenía «dudas sobre un modelo de negocio que requiere una disposición de pérdida de $ 500 millones.»

Bombardier anunció la disposición de acuerdo de Delta la semana pasada. Se dijo que la disposición tuvo en cuenta el precio de venta y los costes de producción. Bombardier dijo que tales disposiciones son típicos de  reuniones preliminales para lospedidos de un nuevo avión.

Jefe de aviones comerciales de Boeing, John Wojick, dijo que la compañía no compite contra la CS100 con nuevos aviones y señaló que el cargo de $ 500 millones que Bombardier tomó como que plantea dudas sobre el caso del negocio del avión.

Después que Boeing se fusionó con McDonnell Douglas en 1997, compitió casi exclusivamente con Airbus para aviones narrowbody. Boeing ha vendido miles de sus 737. El Airbus A320 compite con su popularidad. Los dos modelos volados en su mayoría de corto y medio radio de acción, han convertido tanto en la columna vertebral de la aviación comercial y las «vacas de efectivo» por los dos fabricantes de aviones.

Boeing y Airbus han dejado muy en claro que no va a hacer fácil para la nueva competencia. Airbus prometió una «respuesta contundente» a Bombardier cuando se inició el programa de la serie C en 2008. Airbus en 2010 dio a conocer planes para el A320neo, para la «nueva opción de motor» (NEO), una versión más eficiente de combustible del modelo. En la actualidad se está desarrollando el A319neo, el más pequeño de la familia A320neo, que competirá directamente con la CS300.

En un primer momento, Boeing dijo que las aerolíneas no abrazarían la CSeries más pequeños. Sin embargo, debido a la preocupación por la pérdida de suelo a su rival europeo Airbus,  y Boeing siguió en 2011 con el 737 Max, una familia más eficiente de jet comercial. El 737 Max 7, el competidor directo CS300, entra en servicio en 2019, pero Boeing está reconsiderando el diseño de ese modelo (B737MAX 7X) que intensifican la competencia a Bombardier.

Cuando Bombardier vendieron el año pasado a United Continental Holding con sede en Chicago, la portadora Nº 3 en los EE.UU., Boeing, también con sede en Chicago, ha contrarrestado con un gran descuento de precio nominal para sus propios 737.

Reconociendo las apuestas para Boeing en el mercado nacional, dijo en ese momento, «si hubieran ganado allí, habría sido una validación de esta serie C en el mercado.»

El CEO de Bombardier, Alain Bellemare, dijo en una entrevista la semana pasada que la compañía había ofrecido un reparto de mercado sacando ventaja en Chicago. «Sabíamos que tendríamos que ser competitivo para conseguir algunas líneas aéreas de marquesina,» dijo el Sr. Bellemare. «Para ello hemos hecho exactamente eso.» A\W

 

Bombardier Faces Off With Airbus, Boeing

With Delta deal, Canadian company hopes to gain ground in single-aisle jet market

For nearly two decades, Boeing Co. and Airbus Group SE have enjoyed a near duopoly making the narrowbody airplanes that have become the workhorses of the global airline industry.
A key order for Bombardier Inc.’s CSeries jets last week by Delta Air Lines Inc. just cracked opened the door for a third player.
Carriers have long hoped for an alternative that could inject more competition into the single-aisle jet market, dominated by Boeing’s 737 and Airbus’ A320. Bombardier’s CSeries program promises big fuel-efficiency gains, and has won smaller commitments, including from the Swiss International Air Lines subsidiary of Deutsche Lufthansa AG. It starts flying passengers with the new jet in July.
After years of cost overruns and delays, the order from Delta, the No. 2 U.S. carrier behind American Airlines Group Inc., has bestowed a measure of street credibility on the fledgling jet. That could translate into more orders.
“We are seeing some significant orders” for the CSeries, said Willie Walsh, chief executive of British Airways parent International Consolidated Airlines Group SA, after the Delta deal. “I think that will make a difference and give confidence to others to look at the aircraft.”

ENLARGE
Mr. Walsh said there is “plenty of scope in our future plans” to consider CSeries planes in IAG’s fleet.
The Delta order, announced on Thursday, is a victory for Montreal-based Bombardier, which has written off $3.2 billion on the CSeries program. The Quebec government in October stepped in with a $1 billion bailout, taking a 49% stake in the CSeries program.
For Boeing and Airbus, the Delta deal suddenly makes the CSeries a more legitimate challenger in the narrowbody market. Delta purchased the smaller CS100 plane, which doesn’t compete directly with Airbus and Boeing models. But the airline said it might switch to the larger CS300, which does.
Bombardier has now secured 325 firm orders for its 100-seat CS100 and 130-seat CS300 planes. The company is also waiting for another commitment to buy 45 jets from Air Canada Inc. to be finalized.
“The CSeries is a credible threat that is here to stay,” said Bank of America analyst Ron Epstein.
Bombardier still faces an uphill battle. Boeing and Airbus, the world’s No. 1 and No. 2 plane makers by deliveries, respectively, are cranking out far more 737s and A320s, both of which have been in production for decades. That allows them to win big concessions from suppliers, which can translate into discounts for airlines that Bombardier may find hard to match over the long-term.
Airbus and Boeing each plan to build around 690 single-aisle planes a year by decade’s end. Bombardier plans to build around 80 planes.
Airbus won its own order of 37 jets from Delta this past Friday. “Delta got a great deal on a nice little aircraft,” said John Leahy, Airbus chief operating officer for customers, referring to the CS100 order. He said he had “doubts about a business model that requires a $500 million loss provision.”
Bombardier announced the provision alongside the Delta deal last week. It said the provision took into account the sales price and the production costs. Bombardier said such provisions are typical meeting early orders for a new jet.
Boeing’s chief salesman, John Wojick, said the company doesn’t compete against the CS100 with new planes and pointed to the $500 million charge that Bombardier took as raising questions about the plane’s business case as well.
After Boeing merged with McDonnell Douglas in 1997, it competed almost exclusively with Airbus for narrowbody planes. Boeing has sold thousands of its 737s. Airbus competes with its equally popular A320. The two models—flown mostly on short- and medium-haul routes—have become both the backbone of commercial aviation and the cash cows for the two plane makers.
Boeing and Airbus have long made clear they wouldn’t make it easy for new competition. Airbus promised an “aggressive response” to Bombardier when it started the CSeries program in 2008. Airbus in 2010 unveiled plans for the A320neo, for “new engine option,” a more fuel-efficient version of the model. It is currently developing the A319neo, the smallest of the A320neo family, which will compete directly with the CS300.
At first, Boeing said airlines wouldn’t embrace the smaller CSeries. But out of concern for losing ground to its European rival, Boeing followed Airbus in 2011 with the 737 Max, a more efficient family of jets. The 737 Max 7, the direct CS300 competitor, enters service in 2019, but Boeing is reconsidering that jet’s design to sharpen competition to Bombardier.
When Bombardier salespeople last year targeted Chicago-based United Continental Holdings Inc.—the No. 3 carrier in the U.S.—Boeing, also based in Chicago, countered with a big discount for its own 737 jets.
“Ultimately we won, but…we got pushed to the wall,” said Ray Conner, Boeing’s commercial unit chief in February. Acknowledging the stakes for Boeing in its home market, he said at the time, “if they’d won there, that would’ve been a validation of this CSeries in the marketplace.”
Bombardier CEO Alain Bellemare said in an interview last week that the company had offered a killer deal to land the Delta order.
“We knew that we would need to be competitive to get some marquee airlines,” said Mr. Bellemare. “So we’ve done just that.”
Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: wsj.com
DBk: Photographic © Bombardier Aerospace
AW-POST: 201605030002AR