Boeing pionera en North Charleston

AW | 2017 08 15 14:42 | INDUSTRY

Boeing-Company-LogoLa práctica de producción de Boeing fue pionera en North Charleston

Una práctica diseñada para aumentar la producción en las fábricas 787 Dreamliner de Boeing Co. en North Charleston y Everett, Washington, ha tenido tanto éxito que se está extendiendo a otras divisiones del gigante aeroespacial.

Llamado «tiempos de campeón», la práctica mide la cantidad de tiempo que tarda a los trabajadores de Boeing en completar las tareas en cada etapa de la asamblea de un Dreamliner. El total más bajo después de que todas las horas trabajadas se han contado se considera un tiempo del campeón.

«Es su mejor esfuerzo», dijo la portavoz de Boeing Lori Gunter. «Significa que todas las partes estaban allí, todo salió bien la primera vez y lo hicieron lo más rápido posible, incluyendo el paso de todos los controles de calidad. No es sólo una cuestión de perseguir el mejor momento, también tiene que Se haga bien «.

Los sitios de Dreamliner han estado utilizando tiempos de campeón durante dos años, tanto como una manera de mantener a los trabajadores enfocados en mejorar la productividad y reconocer el máximo rendimiento. Cada equipo en la línea de producción tiene una manera diferente de celebrar los tiempos de campeón.

Cuando se registra un nuevo tiempo de campeón, Boeing analiza los diversos factores que condujeron al logro con la esperanza de mejorar aún más y utilizar esos métodos en otras partes del proceso de producción. «Los tiempos de campeón se registran y se convierten en la próxima cosa que estás persiguiendo», dijo Gunter. «Yo diría que al menos una vez al mes estamos escuchando sobre un nuevo campeón».

Dennis Muilenburg, presidente y CEO de Boeing, dijo durante una conferencia telefónica el mes pasado que quiere que la filosofía del campeón de tiempo se extienda por toda la empresa de la compañía. «Ahora lo estamos transportando a otros programas de aviones comerciales y más en el negocio de defensa y espacio», dijo. «Hemos llevado esa misma filosofía a nuestras líneas de combate, las líneas de satélites, las líneas de helicópteros».

Es parte de lo que Muilenburg llama su «One Boeing» estrategia, en la que el trabajo se realiza a través de las divisiones para lograr el menor costo. «Este enfoque de tiempo de campeón para impulsar la productividad, creemos que es un verdadero facilitador para el futuro», dijo. «Nuestro pueblo es el portador de nuestra innovación y este trabajo de tiempo de campeón es realmente desencadenar esa innovación.»

Kevin McAllister, presidente y director ejecutivo de la división de aviones comerciales de Boeing, dijo que los campeones son «una gran oportunidad para aprender más rápido sobre lo que nos da más velocidad, lo que nos da mayor calidad, lo que impulsa la productividad en la organización».

Además de trabajar en tiempos de campeón en cada estación del piso de producción de Dreamliner, Gunter dijo que los trabajadores de North Charleston en las áreas de montaje de popa y medio cuerpo y aquellos que construyen partes de motor en Propulsion South Carolina participan en la práctica. «Cuanto más lejos se taladre hacia abajo, más poderoso es», dijo Muilenburg durante la conferencia telefónica.

Los sitios de North Charleston y Everett montan los modelos 787-8 y 787-9 Dreamliner, mientras que el 787-10, que está en pruebas de vuelo y certificación, está construido exclusivamente en North Charleston.

Boeing es uno de los mayores empleadores del sector privado de la región de Charleston. Además de la planta de 787 y las instalaciones de fabricación de partes de motor, la compañía fabrica piezas interiores para el Dreamliner en un sitio de Palmetto Commerce Park y opera un sitio de investigación y tecnología de la información.  AIRWAYS® AW-Icon TXT

Negocio para saber 1 (copia) (copia)

Boeing is a pioneer in North Charleston

Boeing’s production practice pioneered North Charleston

A practice designed to boost production at Boeing Co.’s 787 Dreamliner in North Charleston and Everett, Washington, has been so successful that it is spreading to other divisions of the aerospace giant.

Called «champion times,» the practice measures the amount of time it takes Boeing workers to complete tasks at each stage of a Dreamliner’s assembly. The lowest total after all hours worked have been counted is considered a champion time.

«It’s your best effort,» said Boeing spokeswoman Lori Gunter. «It means that all parties were there, everything went well the first time and they did it as fast as possible, including passing all quality controls. It’s not just a matter of chasing the best moment, it also needs to be done right «.

Dreamliner sites have been using champion times for two years, both as a way to keep workers focused on improving productivity and recognizing maximum performance. Each team on the production line has a different way of celebrating champion times.

When a new champion time is recorded, Boeing analyzes the various factors that led to achievement in the hope of further improving and using those methods elsewhere in the production process. «Champion times are recorded and become the next thing you’re chasing,» Gunter said. «I would say that at least once a month we are hearing about a new champion.»

Dennis Muilenburg, president and CEO of Boeing, said during a conference call last month that he wants the time champion’s philosophy to be spread throughout the company. «We are now transporting it to other commercial aircraft programs and more in the defense and space business,» he said. «We have taken that same philosophy to our lines of combat, the satellite lines, the helicopter lines.»

It is part of what Muilenburg calls its «One Boeing» strategy, in which work is done through the divisions to achieve the lowest cost. «This time champion approach to boosting productivity, we believe is a real facilitator for the future,» he said. «Our people are the bearer of our innovation and this time champion job is really triggering that innovation.»

Kevin McAllister, president and chief executive officer of Boeing’s commercial aircraft division, told that the champions are «a great opportunity to learn faster about what gives us more speed, which gives us higher quality, which drives the productivity in the organization «.

In addition to working on champion times at every Dreamliner production floor station, Gunter said that North Charleston workers in the aft and half-body assembly areas and those who build engine parts at Propulsion South Carolina participate in the practice. «The further you drill down, the more powerful you are,» Muilenburg said during the conference call.

The North Charleston and Everett sites ride the 787-8 and 787-9 Dreamliner, while the 787-10, which is in flight testing and certification, is built exclusively in North Charleston.

Boeing is one of the largest private sector employers in the Charleston region. In addition to the 787 plant and engine parts manufacturing facilities, the company manufactures interior parts for the Dreamliner at a Palmetto Commerce Park site and operates a research and information technology site. A \ W

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE:  Airgways.com
DBk:  Postandcourier.com / Heraldnet.com
AW-POST: 201708151442AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s