Boeing medidas recortes laborales

AW-Boeing-Factory-AerialAW | 2020 03 19 16:09 | INDUSTRY / GOVERNMENT

Boeing_IsologotypeBoeing considera recorte de dividendos y despidos en medio de drenaje de efectivo

La aeroespacial The Boeing Company está considerando reducir su dividendo y posiblemente despedir trabajadores en sus plantas de aviones, informaron personas familiarizadas del sector por los efectos de la pandemia del Coronavirus que ha reducido las entregas de aeronaves comerciales.

La crisis aeronáutica de la compañía americana cobra mayor relevancia mientras el gigante aeroespacial continúa trabajando para poner fin a la conexión a tierra de la línea Boeing 737 MAX y al mismo tiempo atraviesa con la interrupción sin precedentes de pedidos en la industria de las aerolíneas globales.

Efecto pandemia

El colapso impulsado por el Coronavirus en el tráfico de pasajeros ha obligado a las aerolíneas a poner en tierra centenares de aviones y han prorrogado las entregas de nuevos aviones. La crisis ha borrado casi el 70% del valor de mercado de Boeing en 2020 y amenaza su producción. En respuesta, la compañía ha presionado por un paquete de medidas correspondientes al desembolso de US$ 60 mil millones para apoyo al sector de fabricación aeroespacial. Boeing está planificando realizar una posible interrupción de la producción en medio de todas las líneas de producción comercial.

Por otro lado, las aerolíneas han interrumpido su programación de vuelos de manera tempestiva. Delta Air Lines ha comunicado que había reducido el 70% de sus vuelos hasta que mejore la demanda y ha puesto en tierra 600 aviones que representan dos tercios de su flota. La aerolínea con sede en Atlante ha dicho que no tomará ningún avión nuevo para ester año 2020.

Las aerolíneas están aplazando las entregas de este año después del la parálisis en el tráfico de pasajeros, y las cancelaciones están en aumento, privando a Boeing de efectivo nuevo y agotando la liquidez en forma de reembolsos de depósitos. Los aviones de carga continúan volando, pero también están bajo presión. FedEx ha informado que esta semana que había retrasado la entrega de algunos aviones hasta 2023.

Resultado de imagen para Boeing 737 MAX assembly lilneLÍNEA DE ENSAMBLAJE FINAL DEL BOEING 737 MAX EN RENTON, WASHINGTON

Valores de mercado

El fabricante de aviones europeo Airbus Group SE, cuyas acciones han caído casi tanto como las de Boeing este año, también está buscando el apoyo del gobierno en Europa. Su red de suministro global está entrelazada con la de Boeing, lo que plantea dudas sobre cómo podrían estructurarse los paquetes de ayuda en ambos lados del Atlántico. El valor de mercado de Boeing se acercó a los US$ 50 mil millones el Jueves, y los analistas atribuyeron más de la mitad del total al negocio de defensa de la compañía con sede en Chicago en comparación con su división más grande de aviones comerciales.

Ayuda gubernamental

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulga una ley de ayuda para las familias y los trabajadores, los fabricantes de automóviles de Detroit para detener el trabajo en sus plantas en los Estados Unidos y la Reserva Federal anuncia una nueva instalación de préstamos con la esperanza de aliviar la agitación del mercado. Boeing se unió a las aerolíneas estadounidenses y otras industrias esta semana para solicitar ayuda financiera en nombre de sí misma, sus proveedores y el sector aeroespacial en general. La solicitud de la compañía de US$ 60 mil millones esta semana sorprendió a algunos ejecutivos de sus proveedores, dijo un alto ejecutivo de la industria. Si bien la compañía ha dicho que el 70% de su gasto es con proveedores, no detalló qué parte de la ayuda se les dirigiría. Sin embargo, la gran influencia de Boeing con la administración y los legisladores lo convirtió en el mejor conducto para asegurar el apoyo del gobierno.

Los legisladores estadounidenses están pidiendo condiciones para acompañar cualquier ayuda. “Los contribuyentes deben ser reembolsados ​​y los trabajadores deben estar protegidos”, dijo el representante estadounidense Rick Larsen (D., Washington), cuyo distrito incluye las fábricas de aviones de Boeing en el área de Seattle. El Sr. Larsen también es Presidente de un subcomité clave de aviación de la Cámara de los Estados Unidos.

Un portavoz de Boeing dijo: “Tenemos una fuerte viabilidad a largo plazo y necesitamos esta asistencia a corto plazo para llegar allí. Seríamos buenos administradores de cualquier asistencia brindada”. Boeing, el mayor exportador de Estados Unidos tiene unos 150.000 empleados y se encuentra en la punta de una pirámide de una industria que representa una quinta parte de la fuerza laboral manufacturera del país.

Empresas de leasing

Las compañías de arrendamiento de aeronaves, que ahora alquilan la mitad de la flota global de aviones a los transportistas, han pasado de ser una fuente de liquidez a una preocupación propia. Las acciones de Air Lease Corp, una de las más grandes, casi a la mitad en precio en un momento dado el miércoles. La influencia de las compañías de arrendamiento las ha puesto en primer lugar, antes que las aerolíneas, en cancelar y diferir pedidos con Boeing, dijo un ejecutivo de la industria.

Perfilando la crisis

A medida que aumenta la presión, los ejecutivos de Boeing han dicho que estaban trabajando para evitar despidos masivos o licencias. Los inversores están preocupados por la capacidad de la compañía para pagar su deuda. El costo de asegurar la deuda de Boeing se ha duplicado durante la última semana, según lo que sugiere que los inversores ven un riesgo creciente de que la compañía pueda incumplir sus obligaciones de préstamo. Incluso sin el apoyo del gobierno, se pronostica que Boeing finalizará el año con una deuda de hasta US$ 45 mil millones, según S&P Global, que rebajó la calificación de la compañía esta semana.BOEING-737-MAX-8

Boeing terminó 2019 con US$ 10 mil millones en efectivo y, en general, ha mantenido ese nivel como amortiguador en los últimos años. Los analistas estiman que se gastan alrededor de US$ 4,3 mil millones al mes para producir aviones de pasajeros, y tiene pagos de compensación a los clientes del Boeing 737 MAX, así como los dividendos, que costaron US$ 4,6 mil millones en 2019, y pagos de deudas. El rendimiento de dividendos de Boeing es de aproximadamente 8.4%; antes de la liquidación de las acciones este año, el rendimiento estuvo en el rango bajo del 2% durante gran parte de los últimos dos años. Después de retirar un préstamo de US$ 13.8 mil millones la semana pasada, Boeing todavía tiene una instalación bancaria sin explotar de US$ 9.6 mil millones.

Perspectivas de Boeing

Además de los posibles recortes de producción, Boeing ha estado elaborando planes de contingencia si los funcionarios del estado de Washington ordenan el cierre de su fábrica de aviones de fuselaje ancho en Everett, al norte de Seattle, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Quince empleados de Boeing y un contratista dieron positivo del virus Covid-19 a partir del Miércoles 18/03 por la tarde, y 10 de ellos trabajan en la fábrica de Everett. Varios cientos de empleados han sido puestos en cuarentena. Boeing también está considerando la posibilidad de que la escasez de proveedores pueda obligar a detener la producción, al igual que las posibles restricciones de vuelo hacia y desde el estado de Washington, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

El Presidente Ejecutivo de Boeing, David Calhoun, se encuentra entre los altos ejecutivos de la compañía que informan a la Administración Trump y a los funcionarios del Congreso sobre la grave situación en la aviación estadounidense. El CEO de Boeung ha entrado en comunicación con el Ejecutivo nacional el fin de semana pasado para una actualización de la situación. El Presidente Donald Trump le ha comunicado a David Calhoun cómo la crisis estaba afectando a Boeing, su producción y sus finanzas, y preguntó si la compañía pudo resistir. El Presidente de Estados Unidos en una conferencia de prensa el Martes 17/03 expresó: “Tenemos que proteger a Boeing”. AW-Icon AW002

1554152513771Boeing measures job cuts

Boeing_Isologo.svg100_737MAX8-1Boeing considers dividend cut, layoffs amid cash drain

Aerospace The Boeing Company is considering cutting its dividend and possibly laying off workers at its aircraft plants, people familiar with the sector said due to the effects of the Coronavirus pandemic that has reduced deliveries of commercial aircraft.

The aviation crisis of the American company becomes more relevant as the aerospace giant continues to work to end the grounding of the Boeing 737 MAX line and at the same time undergoes the unprecedented interruption of orders in the global airline industry.

Pandemic effect

The Coronavirus-driven collapse in passenger traffic has forced airlines to land hundreds of planes and has extended deliveries of new planes. The crisis has erased almost 70% of Boeing’s market value in 2020 and threatens its production. In response, the company has pushed for a package of measures corresponding to the disbursement of US$ 60 billion to support the aerospace manufacturing sector. Boeing is planning to carry out a possible production outage in the middle of all commercial production lines.

On the other hand, the airlines have interrupted their flight scheduling in a timely manner. Delta Air Lines has reported that it has reduced 70% of its flights until demand improves and has landed 600 planes representing two-thirds of its fleet. The Atlante-based airline has said it will not take any new aircraft by 2020.

Airlines are delaying this year’s deliveries after the paralysis in passenger traffic, and cancellations are on the rise, depriving Boeing of new cash and depleting liquidity in the form of deposit refunds. Cargo planes continue to fly, but they are also under pressure. FedEx has reported this week that it had delayed delivery of some aircraft until 2023.

Market values

European aircraft maker Airbus Group SE, whose shares have fallen almost as much as Boeing’s this year, is also seeking government support in Europe. Its global supply network is intertwined with that of Boeing, raising questions about how aid packages could be structured on both sides of the Atlantic. Boeing’s market value approached US$ 50 billion on Thursday, and analysts attributed more than half of the total to the Chicago-based company’s defense business compared to its largest commercial aircraft division.

boeing737_rotatorGovernment aid

United States President Donald Trump enacts a law to help families and workers, Detroit automakers to stop work at their plants in the United States, and the Federal Reserve announces a new loan facility with the hope to ease market turmoil. Boeing joined forces with US airlines and other industries this week to apply for financial aid on behalf of itself, its suppliers, and the aerospace industry at large. The company’s request for US$ 60 billion this week surprised some executives at its suppliers, a senior industry executive said. Although the company has said that 70% of its spending is with suppliers, it did not detail what part of the aid would be directed to them. However, Boeing’s strong influence with the administration and lawmakers made it the best conduit to secure government support.

US lawmakers are calling for conditions to accompany any aid. “Taxpayers must be reimbursed and workers must be protected”, said US Rep. Rick Larsen (D., Washington), whose district includes Boeing aircraft factories in the Seattle area. Mr. Larsen is also Chairman of a key aviation subcommittee of the United States House.

A Boeing spokesperson said: “We have strong long-term viability and we need this short-term assistance to get there. We would be good stewards of any assistance provided”. Boeing, the largest exporter in the United States, has about 150,000 employees and is at the top of a pyramid in an industry that represents a fifth of the country’s manufacturing workforce.

Leasing companies

Aircraft leasing companies, which now rent half of the global aircraft fleet to carriers, have gone from being a source of liquidity to the concern of their own. Shares of Air Lease Corp, one of the largest, nearly halved in price at any given time on Wednesday. The influence of leasing companies has put them first, before airlines, to cancel and defer orders with Boeing, an industry executive said.

Shaping the crisis

As pressure mounts, Boeing executives have said they were working to prevent mass layoffs or licenses. Investors are concerned about the company’s ability to repay its debt. The cost of insuring Boeing’s debt has doubled in the past week, suggesting that investors see an increasing risk that the company may default on its loan obligations. Even without government support, Boeing is forecast to end the year with debt of up to US$ 45 billion, according to S&P Global, which downgraded the company’s rating this week.

Boeing ended 2019 with US$ 10 billion in cash and has generally maintained that level as a buffer in recent years. Analysts estimate that about US$ 4.3 billion a month is spent to produce passenger planes, and it has compensation payments to Boeing 737 MAX customers, as well as dividends, which cost US$ 4.6 billion. in 2019, and debt payments. Boeing’s dividend yield is approximately 8.4%; Before the stock liquidation this year, the performance was in the low 2% range for much of the past two years. After withdrawing a US$ 13.8 billion loan last week, Boeing still has a US$ 9.6 billion untapped banking facility.

Boeing prospects

In addition to possible production cuts, Boeing has been preparing contingency plans if Washington state officials ordered the closure of its wide-body aircraft factory in Everett, north of Seattle, people familiar with the matter said.

Fifteen Boeing employees and one contractor tested positive for the Covid-19 virus as of Wednesday afternoon, 03/18, and 10 of them work at the Everett factory. Several hundred employees have been quarantined. Boeing is also considering the possibility that a shortage of suppliers could force it to stop production, as well as possible flight restrictions to and from Washington state, people familiar with the matter said.

Boeing Chief Executive David Calhoun is among the company’s top executives briefing the Trump Administration and congressional officials on the dire situation in American aviation. The Boeung CEO has contacted the National Executive last weekend for an update on the situation. President Donald Trump has told David Calhoun how the crisis was affecting Boeing, its production, and its finances, and asked if the company was able to resist. The President of the United States at a press conference on Tuesday 17/03 stated: “We have to protect Boeing”. AW-Icon AW002

 

 

 

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: Airgways.com
DBk: Boeing.com / Whitehouse.gov / Wsj.com / Airgways.com
AW-POST: 202003191609AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s