Boeing evalúa recortes línea 787

AW | 2020 12 04 22:34 | INDUSTRY

Boeing evalúa nuevo recorte a 787 producción de Dreamliner

Boeing_Isologotype

The Boeing Company está estudiando una venta de acciones y otras formas de aliviar una carga de deuda que se ha disparado a US$ 61.000 millones de Dólares este año en medio de la peor caída de la historia de la aviación y del estrés financiero acumulado en medio de la depresión de los viajes aéreos en el mundo. Las líneas de ensamblaje se han visto resentidas por lo que la compañía Boeing ha anunciado el recorte de la producción de su línea Boeing 787 Dreamliner a una cuota de producción de cinco aviones al mes a mediados de 2021, uno menos de lo planeado anteriormente, dijo el Viernes 04/12 el Director Financiero Greg Smith. Boeing no ha entregado ninguno de los aviones de cuerpo ancho en el mes de Noviembre 2020 y los envíos de Diciembre 2020 serán lentos ya que la compañía inspecciona cada avión en busca de defectos de fabricación, dijo Greg Smith.

La menor producción de Dreamliner y la posible necesidad de vender acciones subrayan la presión sobre Boeing, incluso cuando el jetliner más vendido de la compañía, el 737 MAX, emerge de una incursión de veinte meses en tierra. El fabricante de aviones asumió más de US$ 30.000 millones de Dólares en deuda a principios de este año para apuntalar la liquidez a medida que la pandemia de Coronavirus ha diezmado el mundo de los viajes y la producción de aeronaves. “Cuando se trata de despliegue de capital, se tratará de pagar esa deuda. Seguiremos invirtiendo en el negocio, pero tenemos que reducir este saldo de la deuda. Y veremos cada oportunidad de hacerlo de la manera más eficiente, incluyendo la equidad”, dijo Greg Smith en una conferencia de Credit Suisse Group AG.

La compañía con sede en Chicago tiene reservas suficientes para atravesar los meses de tumulto hasta que las vacunas contra el Coronavirus se distribuyan ampliamente. Boeing está poniendo planes para su respuesta si la recuperación post-pandemia desata una demanda acumulada, como predijo el Director Ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, ya que su aerolínea ordenó 75 aviones Boeing 737 MAX este Jueves 03/12.

Boeing ya está preparado para acelerar las entregas de los más de 450 aviones 737 MAX que construyó pero no pudo entregar durante la puesta a tierra global. El valor del inventario de la compañía se ha disparado un 40%, hasta los US$ 87.000 millones de Dólares, desde el accidente inicial en Octubre de 2018 del vuelo JT-610 de Lion Air en el Mar de Indonesia. “La restricción no será nuestra capacidad de entregar. Es el ritmo y la capacidad para que los clientes los tomen. Así que podemos aumentar eso de manera bastante significativa, y estamos con recursos, y los equipos están entrenados y listos para hacerlo”, dijo Greg Smith.

La demanda del 787 ha sido particularmente dura, con un descenso de los viajes internacionales un 90% con respecto interanual. Boeing ha ralentizado repetidamente el trabajo en el Dreamliner a partir del ritmo mensual récord de catorce aeronaves que ha adoptado en 2019. Las inspecciones y reparaciones de defectos estructurales previamente revelados también están obstaculizando las entregas de Dreamliners de nueva construcción. Como resultado, los aviones no entregados están empezando a acumularse alrededor de las fábricas de Boeing y en un lote de almacenamiento en el desierto de California. Llevará al fabricante de aviones hasta 2021 para sacarlos de su inventario. “El resultado es que la recuperación es volátil y desigual, especialmente para los viajes internacionales. El impacto financiero es que el uso de efectivo es aún peor este año debido a las muy bajas entregas de 787”, dijo el Analista de Citigroup, Jon Raviv.

Boeing evaluates 787 line cuts

Boeing evaluates new cut to 787 Dreamliner production

AW-Boeing-787-png

Dreamliner_Isologotype

The Boeing Company is studying a stock sale and other ways to ease a debt burden that has soared to US$ 61 billion this year amid the worst decline in aviation history and accumulated financial stress amid of the depression of air travel in the world. Assembly lines have suffered as the Boeing company announced it would cut production of its Boeing 787 Dreamliner line to a production quota of five planes a month by mid-2021, one less than previously planned, he said. on Friday 04/12 the Chief Financial Officer Greg Smith. Boeing has not delivered any of the wide-body aircraft in November 2020 and December 2020 shipments will be slow as the company inspects each aircraft for manufacturing defects, Greg Smith said.

Lower Dreamliner production and the possible need to sell shares underscore the pressure on Boeing, even as the company’s best-selling jetliner, the 737 MAX, emerges from a twenty-month foray on the ground. The aircraft maker took on more than US$ 30 billion in debt earlier this year to shore up liquidity as the Coronavirus pandemic has decimated the world of aircraft production and travel. “When it comes to capital deployment, it will be about paying off that debt. We will continue to invest in the business, but we have to reduce this stock of debt. And we will see every opportunity to do so in the most efficient way, including equity”, he said Greg Smith at a Credit Suisse Group AG conference.

The Chicago-based company has enough reserves to make it through the tumultuous months until the Coronavirus vaccines are widely distributed. Boeing is laying out plans for its response if the post-pandemic recovery unleashes pent-up demand, as Ryanair CEO Michael O’Leary predicted, as his airline ordered 75 Boeing 737 MAX jets this Thursday 03/12.

Boeing is already prepared to accelerate deliveries of the more than 450 737 MAX aircraft it built but failed to deliver during global grounding. The value of the company’s inventory has soared 40%, to US $ 87 billion, since the initial accident in October 2018 of Lion Air flight JT-610 in the Indonesian Sea. “The constraint will not be our ability to deliver. It’s the pace and the ability for customers to take them. So we can increase that quite significantly, and we are resourceful, and the teams are trained and ready to do it”, he said Greg Smith.

Demand for the 787 has been particularly tough, with international travel down 90% year-on-year. Boeing has repeatedly slowed work on the Dreamliner from the record monthly pace of fourteen aircraft it adopted in 2019. Inspections and repairs of previously disclosed structural defects are also hampering deliveries of newly built Dreamliners. As a result, undelivered planes are starting to pile up around Boeing factories and in a storage lot in the California desert. It will take the aircraft manufacturer until 2021 to remove them from its inventory. “The result is that the recovery is volatile and uneven, especially for international travel. The financial impact is that the use of cash is even worse this year due to the very low deliveries of 787s”, said Citigroup Analyst Jon Raviv.


PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Boeing.com / Seattletimes.com / Airgways.com / Brandon Farris
AW-POST: 202012042234AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s