Aerolíneas mejora sus números por el crédito y el combustible barato

Isela Costantini, CEO de Aerolíneas
A\W 2016081644AR  AIRLINES

Pese a no tener sus balances al día cerró un financiamiento y bajó a la mitad tasas del 12,5 por ciento

Aerolíneas Argentinas hay entusiasmo. Lograron un financiamiento por 280 millones de dólares a una tasa de 6,23% fija y a ocho años. La cambiaron por otra que pagaban al 12,5 por ciento. Claro que en medio del optimismo financiero aparece el déficit. En el primer semestre ya requirieron al Tesoro 230 millones de dólares, aunque, pasillos adentro, dicen que en los segundos seis meses del año no serán más de 90 millones de dólares. «Vamos a terminar el año muy bien. En el primer semestre tuvimos que hacernos cargo de muchas deudas del año pasado y por eso fue tan alto el requerimiento de fondos. Pero eso cambiará notablemente en lo que queda del año», dijo Pablo Miedzdiak, gerente financiero de la compañía estatal.

En estas horas se conocerán los términos de un acuerdo con uno de los principales operadores de leasing del mundo. Se trata de un esquema con el que piensan dejar atrás la anterior manera de financiarse, con tasas en dólares que ilusionarían a cualquier ahorrista argentino. La gestión de La Cámpora que encabezó Mariano Recalde dejó contratos con tasas en dólares exorbitantes.

Sucede que en el mundo aeronáutico se utilizan contratos con bancos internacionales para financiar la compra de aeronaves, con leasors o en su caso, si la empresa cotiza en bolsa, con la emisión de algún papel negociable para captar dinero público. En última instancia, si ninguna de las herramientas están al alcance, los grandes fabricantes -el europeo Airbus y el estadounidense Boeing- financian la compra. Claro que este esquema es el más caro. Con la billetera del Estado como telonero, este es el sistema que utilizó Recalde. Así la empresa estaba endeudada en dólares con tres créditos importantes: uno pagaba una tasa de interés de 12,5% y otros dos por 15,92 y 16,13 por ciento.

Semejante tasa de interés convalidada por el dirigente del Frente para la Victoria era música para los bolsillos de los bancos. Quizá fue la única manera de mostrar aviones relucientes. El motivo era sencillo: nadie abría las puertas de Aerolíneas Argentinas, una empresa que no tenía balances presentados. El último, era de 2013. El de 2014 acaba de ser confeccionado y elevado a la consideración del directorio. El de 2015 tiene a los auditores contratados y se está realizando en estos días. Complicado pedir plata sin balances. O mejor, conseguir se consigue, pero hubo que pagar hasta 16% de interés.

Los cambios en la tasa son, quizás, la mejor noticia que ha dado Aerolíneas en estos meses de gestión. Más aún, si se tiene en cuenta que la empresa salió a buscar financiamiento sin siquiera tener al día sus balances al día.

«Vamos a poner todos los balances al día, y la contabilidad también», dijo Miedziak. No es para menos. Optar, la empresa de servicios turísticos que todos los organismos del Estado tenían que contratar para que viajen los funcionarios y empleados no tenía balances desde 2008. Ya se armaron los ejercicios hasta 2012, pero el trabajo sigue.

Una parte de aquellos 280 millones refinanciados es por la compra de tres Airbus 330. Una segunda parte es para pagar el saldo de otro similar que llega el viernes y que viaja nuevo desde la fábrica de Touluse nuevo. Se utilizará para vuelos internacionales y es una de las apuestas para poner aviones eficientes en rutas internacionales que no paran de anotar rojo en sus cuentas. Luego se aplicará otro monto a un avión comprado en la gestión anterior que llega en octubre y finalmente, el resto, a tres Boeing que se incorporarán a la flota en 2018.

«En el primer semestre Aerolíneas ya requirió al Tesoro 230 millones de dólares, aunque, pasillos adentro, dicen que en los segundos seis meses del año no serán más de 90 millones de dólares»

En los despachos cerda de Isela Costantini, la CEO de la empresa, se ilusionan con bajar fuerte la dependencia de fondos públicos el primer año de gestión. Desde 2008 hasta a diciembre pasado, la gestión estatal requirió en promedio 677,7 millones de dólares por año (casi 678). Creen que el número estará muy por debajo de aquel. En los primeros seis meses, al menos, hay datos que alientan a pensar que el déficit seguirá pero no será tal elevado. De hecho, en el primer trimestre se sirvieron vuelos que se habían vendido, cobrado y pagado en 2015, cuando se compraban los pasajes en 18 cuotas con un dólar de referencia de 9,50 pesos. Hubo que pagar aquellas ofertas de elecciones. Además, Costantini tuvo otro aliado impensado. El precio del petróleo bajó y el combustible también. Esa es una de las razones por la que los números le sonrieron a la dama de la línea aérea estatal. AIRGWAYS ® Icon-AW

Aerolíneas improved their numbers by credit and cheap fuel

Despite not having their balance sheets a day closed a financing and halved rates of 12.5 percent

 Aerolíneas Argentinas is no enthusiasm. They managed to financing for 280 million dollars at a fixed rate of 6.23% and eight years. They changed it with one that paid 12.5 percent. Of course amid optimism the financial deficit appears. In the first half already required the Treasury 230 million dollars, though, corridors inside, say that in the second six months of the year will not be more than 90 million. «We will finish the year very well. In the first half we had to take care of many debts last year and why it was so high the requirement of funds. But that will change significantly in the remainder of the year,» said Paul Miedzdiak, financial manager of the state company.

At these times the terms of an agreement with one of the leading operators leasing the world know. This is a scheme with which they intend to leave behind the old way of finance, dollar rates ilusionarían any Argentine savers. Campora management who led the left Mariano Recalde contracts with exorbitant rates in dollars.

It happens that in the world of aviation contracts are used by international banks to finance the purchase of aircraft, leasors or, where applicable, if the company is publicly traded, with the issuance of a negotiable paper to capture public money. Ultimately, if none of the tools are available, large manufacturers-the European Airbus and US Boeing finance the purchase. Of course, this scheme is the most expensive. With the wallet of the state as the opening act, this is the system used Recalde. So the company was indebted in dollars with three major credits: One paid an interest rate of 12.5% and two by 15.92 and 16.13 percent.

Such interest rate validated by the leader of the Front for Victory was music to the pockets of the banks. Perhaps it was the only way to show gleaming aircraft. The reason was simple: no one opened the doors of Aerolíneas Argentinas, a company that had no balances presented. The last was 2013. The 2014 has just been prepared and submitted to the consideration of the directory. The 2015 has contracted auditors and is being made these days. Ask for money without complicated balances. Or better yet, get it get it, but had to pay up to 16% interest.

The rate changes are perhaps the best news that has given Airlines management in recent months. Moreover, if one considers that the company went to seek financing without even having to update their balance sheets a day.

«We will put all daily balances, and accounting as well,» said Miedziak. Not for less. Choose the company of tourist services that all state agencies had to hire for traveling officials and employees had no balances since 2008. Since the exercises armed themselves until 2012, but the work continues.

A portion of those refinanced 280 million is for the purchase of three Airbus 330. A second part is to pay the balance of another similar that arrives on Friday and traveling back from the factory again Touluse. It will be used for international flights and is one of the bets to put efficient aircraft on international routes that do not stop scoring red on their accounts. other amount is then applied to an aircraft purchased in the previous administration that arrives in October and finally, the remaining three Boeing will join the fleet in 2018.

In the sow offices Isela Costantini, the CEO of the company, with strong delude lower dependence on public funds the first year of management. Since 2008 up to last December, the state management required an average of 677.7 million dollars per year (almost 678). They believe the number is far below that. In the first six months, at least, evidence that encourage thinking that the deficit will continue but will not be as high. In fact, in the first quarter flights they had been sold, collected and paid in 2015, when the tickets were bought in 18 installments with a dollar benchmark of 9.50 pesos were served. There were offers to pay those elections. In addition, Costantini had another unexpected ally. Oil prices also fell and fuel. That’s one of the reasons why the numbers smiled at the lady of the state airline. A\W

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: lanacion.com.ar
DBk: Photographic © parabuenosaires.com
AW-POST: 2016081644AR
A\W A I R G W A Y S ®

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s