FAA dudas aprobaciones MAX 10

AW | 2022 03 27 18:55 | AVIATION ORGANISMS / INDUSTRY

Incertidumbres agencia FAA aprobaciones Boeing 737-10 MAX

FAA-Isologotype

AW-Boeing 737-10 MAX (15)

La Federal Aviation Administration (FAA) ha comunicado a The Boeing Company que existen dudas en torno a las aprobaciones de certificaciones de la versión más grande de la familia MAX, el Boeing 737-10 MAX para el cumplimiento con la fecha límite del estándar de seguridad. En una carta crítica a compañía americana Boeing con sede en Chicago, la oficina de supervisión local de la Administración Federal de Aviación dijo que será difícil para Boeing completar la certificación del 737-10 MAX para fines de este año 2022, una fecha límite crucial.

La certificación es la declaración de la FAA de que una aeronave es segura para transportar pasajeros. Si Boeing no cumple con esa fecha límite, el MAX 10 no puede ser certificado a menos que persuada al Congreso para que extienda una exención especial de una regulación de seguridad. Dado el progreso actual, la carta de la FAA arroja dudas sobre los plazos declarados públicamente por Boeing para certificar tanto los aviones Boeing 737-10 MAX como los Boeing 777-9X, y le pide al fabricante de aviones que proporcione horarios actualizados para ambos programas.

La carta no fue revelada públicamente, pero dos fuentes, una dentro de Boeing y otra con la FAA, verificaron su contenido. Las fuentes pidieron el anonimato por temor a represalias. En un comunicado, Boeing dijo que está preparando plazos actualizados y que la FAA determinará el ritmo del trabajo de certificación. «Estamos trabajando para proporcionar documentación oficial de hitos específicos dentro del programa de certificación de acuerdo con la solicitud de la FAA. No tenemos actualizaciones para compartir», expresó la compañía Boeing.

Ante la incertidumbre respecto a la posibilidad de que se pierda la fecha límite del MAX 10, un funcionario de Boeing reiteró el Jueves 24/03 que, hasta el momento, la compañía «no ha solicitado ninguna acción oficial por parte de ningún miembro del Congreso». Sin embargo, el funcionario dijo que los cabilderos de la compañía en el Capitolio «han estado educando a los miembros y al personal del Congreso sobre los posibles impactos», presumiblemente una referencia a la posible pérdida de empleos en Renton y en otros lugares si no se otorga una exención, un escenario que podría matar el Programa MAX 10. «Hemos comunicado [a los legisladores] las posibles implicaciones de no certificar el 737-10 para fin de año», dijo el funcionario de Boeing. La FAA se negó a discutir los proyectos de certificación en curso. «La seguridad dictará el cronograma», dijo la agencia en un comunicado.

Escrutinio mucho más estricto

El MAX 10, el último modelo de la familia 737 MAX, voló por primera vez en Junio de 2021 y ha estado en pruebas de vuelo desde entonces. Boeing depende de las ventas de esta versión más grande del MAX para contrarrestar al rival Airbus A321NEO y la próxima última generación el A321XLR.

Un escrutinio más riguroso de la FAA tras las fallas en la supervisión en la certificación del modelo original 737-8 MAX ha ralentizado la aprobación del MAX 10. Retrasando aún más el proceso, cuando la Agencia Europea de Seguridad Aérea certificó el 737 MAX en 2021, insistió en que ciertas mejoras en el Sistema de Control de Vuelo, incluido un sensor de Ángulo de Ataque (AOA) adicional, deben agregarse al MAX 10.

El Boeing 777-9X, el primer y más grande modelo del Programa 777X, se enfrenta a un programa de certificación igualmente prolongado. Ese avión gigante realizó su primer vuelo en Enero de 2020, iniciando un programa de vuelo de prueba que Boeing proyectó previamente que tomaría cuatro años sin precedentes. Los programas de pruebas de vuelo anteriores generalmente tomaban poco más de un año. En Mayo 2021, su oficina dictaminó que el 777X aún no está listo para pasar un hito clave de certificación y exigió más datos de prueba. En Agosto 2021, inició una nueva revisión de Boeing después de que una encuesta de ingenieros de la compañía encontró que un porcentaje considerable sentía que no podían plantear preocupaciones de seguridad.

La carta que cuestiona los plazos establecidos para ambos programas de aviones fue firmada por Ian Won, el Gerente interino de Seguridad de la Aviación en la oficina de la FAA que supervisa la certificación de nuevos aviones de Boeing.

El problema inmediato que su carta destaca para Boeing es la fecha límite del MAX 10. El problema es que los aviones modernos deben tener sistemas de alerta de la tripulación con características de seguridad específicas para advertir a los pilotos de un mal funcionamiento durante el vuelo y ayudarlos a diferenciar, priorizar y responder a diferentes tipos de alertas. El sistema de alerta de la tripulación en el 737 MAX, limitado por el diseño de los sistemas de cabina del 737 de la década de 1960, no cumple con ese estándar. El 737 es el único avión de Boeing que no cumple con el requisito.

Durante la certificación del Boeing 737-8 MAX en 2014, Boeing persuadió a la FAA para que relajara este estándar de seguridad específico, como lo había hecho para todos los modelos 737 anteriores. Los documentos de 2019 revelaron el argumento de Boeing a la FAA. Su caso se ha basado en gran medida en el largo y generalmente seguro historial de servicio del 737. Las estadísticas de Boeing muestran que el modelo anterior 737 Next Generation, la versión del 737 que se estrelló esta semana en China, hasta 2017 tuvo un récord entre los mejores de los aviones narrowbodies de un accidente grave por cada 6 millones de despegues.

Boeing argumentó por separado en 2014 que había corregido cada uno de los distintos problemas de alerta de la tripulación que pueden haber contribuido a la confusión del piloto en tres accidentes fatales de 737 durante la década anterior. La compañía ha citado un costo de US$ 10 mil millones para instalar un moderno sistema de alerta de tripulación en el MAX.

Ley Reforma Seguridad/Certificaciones

La Ley de Reforma de Seguridad y Certificación de Aeronaves requiere que cualquier avión certificado después del 31 de diciembre de este año posea un Sistema de Indicación de Motor y Alerta de tripulación, o EICAS, para cumplir con la última regulación de alerta de tripulación de la FAA.

La FAA estuvo de acuerdo en que esto era poco práctico. Sin embargo, después de los accidentes del MAX en 2018 y 2019 que mataron a 346 personas, el Congreso a fines de 2020 aprobó la Ley de Certificación, Seguridad y Responsabilidad de Aeronaves. La ley fue escrita para exigir estándares de certificación más estrictos para todos los futuros aviones nuevos. Sin embargo, aceptó implícitamente la exención del 737 MAX al establecer que la ley entrara en vigencia dos años antes, el 1 de Enero de 2023.

Actualmente, se esperaba que el MAX 10 estuviera certificado para entonces. Esto permitiría a los pilotos que vuelan el MAX pasar de un modelo a otro, de las diferentes versiones MAX 8, MAX 9, y MAX 10 con un sistema común de alerta de la tripulación, y así evitar posibles confusiones. Si Boeing no cumple con la fecha límite, debe pedir a los legisladores que le den otro pase y modifiquen la fecha.

Programa MAX 10

El Boeing 737-10 MAX 10 es la versión más larga de la familia MAX, lanzada en Junio de 2017. Desde entonces, el avión realizó su vuelo inaugural en Junio de 2021 y se ha sometido a un programa de pruebas de vuelo y certificación. El fabricante anunció previamente que espera comenzar las entregas de aviones en 2023.

Una vez en servicio, el 737-10 MAX está configurado para acomodar entre 188 y 204 pasajeros en una configuración de dos clases. El número máximo de asientos disponibles sería de 230. Tiene un alcance de 3.300 NM (6.110 km) con un tanque auxiliar. Boeing cuenta con esta, la versión más grande del MAX, para recuperar las ventas de su principal rival de fuselaje estrecho, el Airbus A321NEO y su próxima versión el A321XLR.

FAA doubts approvals MAX 10

Uncertainties agency FAA approvals Boeing 737-10 MAX

AW-Boeing 737-10 MAX__Logotype

The Federal Aviation Administration (FAA) has communicated to The Boeing Company that there are doubts regarding the certification approvals of the largest version of the MAX family, the Boeing 737-10 MAX for compliance with the safety standard deadline. In a critical letter to Chicago-based American company Boeing, the Federal Aviation Administration’s local oversight office said it will be difficult for Boeing to complete certification of the 737-10 MAX by the end of this year 2022, a crucial deadline.

Certification is the FAA’s statement that an aircraft is safe to carry passengers. If Boeing misses that deadline, the MAX 10 cannot be certified unless it persuades Congress to extend a special exemption from a safety regulation. Given current progress, the FAA letter casts doubt on Boeing’s publicly stated timelines for certifying both Boeing 737-10 MAX and Boeing 777-9X aircraft, asking the aircraft manufacturer to provide updated schedules for both programs.

The letter was not publicly disclosed, but its contents were verified by two sources, one inside Boeing and one with the FAA. The sources requested anonymity for fear of reprisals. In a statement, Boeing said it is preparing updated timelines and the FAA will determine the pace of the certification work. «We are working to provide official documentation of specific milestones within the certification program in accordance with the FAA’s request. We have no updates to share», the Boeing company said.

Given the uncertainty regarding the possibility of missing the MAX 10 deadline, a Boeing official reiterated on Thursday 03/24 that, so far, the company «has not requested any official action by any member of Congress». However, the official said the company’s lobbyists on Capitol Hill «have been educating members and staff of Congress about the potential impacts», presumably a reference to potential job losses in Renton and elsewhere if not a waiver is granted, a scenario that could kill the MAX 10 Program. «We have communicated [to lawmakers] the potential implications of not certifying the 737-10 by the end of the year», the Boeing official said. The FAA declined to discuss ongoing certification projects. «Security will dictate the timetable», the agency said in a statement.

Much stricter scrutiny

The MAX 10, the latest model in the 737 MAX family, first flew in June 2021 and has been in flight testing ever since. Boeing relies on sales of this larger version of the MAX to counter rival Airbus A321NEO and the next latest generation A321XLR.

Tighter FAA scrutiny following oversight failures in certification of the original 737-8 MAX model has slowed approval of the MAX 10. Further delaying the process, when the European Aviation Safety Agency certified the 737 MAX in 2021, insisted that certain improvements to the Flight Control System, including an additional Angle of Attack (AOA) sensor, should be added to the MAX 10.

The Boeing 777-9X, the first and largest model in the 777X Program, faces an equally lengthy certification program. That giant plane made its first flight in January 2020, kicking off a test flight program that Boeing previously projected would take an unprecedented four years. Previous flight test programs typically took just over a year. In May 2021, his office ruled that the 777X is not yet ready to pass a key certification milestone and demanded more test data. In August 2021, a new review of Boeing began after a survey of company engineers found that a sizable percentage felt they could not raise safety concerns.

The letter questioning the timelines set for both aircraft programs was signed by Ian Won, the acting Manager of Aviation Safety at the FAA office that oversees the certification of new Boeing aircraft.

The immediate issue your letter highlights for Boeing is the MAX 10 deadline. The issue is that modern aircraft must have crew alert systems with specific safety features to warn pilots of in-flight malfunctions and help them differentiate, prioritize and respond to different types of alerts. The crew alert system on the 737 MAX, limited by the design of 1960s 737 cabin systems, does not meet that standard. The 737 is the only Boeing aircraft that does not meet the requirement.

During the certification of the Boeing 737-8 MAX in 2014, Boeing persuaded the FAA to relax this specific safety standard, as it had done for all previous 737 models. The 2019 documents revealed Boeing’s argument to the FAA. Their case has been based largely on the 737’s long and generally safe service history. Boeing statistics show that the previous model 737 Next Generation, the version of the 737 that crashed this week in China, through 2017 had a record among the best of narrowbodies aircraft a serious accident for every 6 million takeoffs.

Boeing argued separately in 2014 that it had each corrected separate crew alerting problems that may have contributed to pilot confusion in three fatal 737 crashes over the previous decade. The company has cited a cost of US$10 billion to install a modern crew alert system on the MAX.

Security Reform Law/Certifications

The Aircraft Certification and Safety Reform Act requires any aircraft certified after December 31 of this year to possess an Engine Indicating and Crew Alerting System, or EICAS, to comply with the latest crew alert regulation from the FAA.

The FAA agreed that this was impractical. However, after the 2018 and 2019 MAX accidents that killed 346 people, Congress in late 2020 passed the Aircraft Certification, Safety, and Liability Act. The law was written to require stricter certification standards for all future new aircraft. However, it implicitly accepted the 737 MAX exemption by setting the law to take effect two years earlier, on January 1, 2023.

Currently, the MAX 10 was expected to be certified by then. This would allow pilots flying the MAX to go from one model to another, from the different MAX 8, MAX 9, and MAX 10 versions with a common crew alert system, thus avoiding possible confusion. If Boeing misses the deadline, it must ask lawmakers to give it another pass and change the date.

MAX 10 program

The Boeing 737-10 MAX is the longest version of the MAX family, launched in June 2017. The aircraft has since made its maiden flight in June 2021 and has undergone a flight test and certification program. The manufacturer previously announced that it expects to start aircraft deliveries in 2023.

Once in service, the 737-10 MAX is configured to seat between 188 and 204 passengers in a two-class configuration. The maximum number of seats available would be 230. It has a range of 3,300 NM (6,110 km) with an auxiliary tank. Boeing is counting on this, the largest version of the MAX, to recover sales of its main narrow-body rival, the Airbus A321NEO and its next version the A321XLR.

https://www.congress.gov/bill/116th-congress/senate-bill/3969/text

PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Faa.gov / Boeing.com / Airgways.com
AW-POST: 202203271855AR
OWNERSHIP: Airgways Inc.
A\W A I R G W A Y S ®

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s