Boeing confirma compromiso

boeing-buildingAW | 2020 04 15 20:07 | INDUSTRY

Boeing_IsologotypeBoeing fortalece perspectiva confianza en las capacidades de la compañía aeroespacial

El CEO de The Boeing Company, David Calhoun, dice que “la confianza de los empleados se ve sacudida, mi trabajo es restaurarla”. Ha ofrecido una defensa confiada y combativa de la compañía el Miércoles 15/04 por la mañana, al tiempo que prometió concentrarse intensamente en arreglar el emblemático Boeing 737 MAX, mejorar la cultura de ingeniería de la compañía aeroespacial y hacer brillantes en el proceso de seguridad.

Su primera sesión con la prensa, una teleconferencia de una hora de duración, siguió a una transmisión por Internet con empleados en la que le hicieron preguntas difíciles sobre la cultura de la empresa, dijo. “Creo que esta cultura es buena. Los empleados se preocupan por la seguridad. Pero su confianza en este momento se ve sacudida, mi trabajo es restaurarla”, dijo a los periodistas.

Boeing-777X-BellyHablando desde la sede de Boeing Commercial Airplanes en Longacres en Renton, (WA) en una visita de dos días al área antes del primer vuelo esperado del Viernes 17/04 del Boeing 777-9X, David Calhoun reconoció que el diseño del nuevo Sistema de Control de Vuelo del 737 MAX era defectuoso, pero insistió en que no era un producto de cualquier decisión deliberada de anteponer los factores de costo por encima de la seguridad. En cambio, dijo, los defectos provenían de suposiciones de larga data sobre cómo reaccionarían los pilotos ante una falla, suposiciones que resultaron fatalmente erróneas. Aunque ese análisis “debería haber tenido más luz, no vi en ninguna etapa de ese proceso, ni nadie más, un tema de un intercambio de seguridad por otra cosa”, sostiene el CEO de Boeing. Sin embargo, indicó que los accidentes han marcado a la compañía de manera indeleble e impulsarán cambios en la forma en que los fabricantes y los reguladores certifiquen los futuros aviones.

La sección de la nariz de un 737 MAX, enmarcada por las puntas de las alas de los 737 vecinos, tiene sus motores, tren de aterrizaje y sensores de nariz delanteros protegidos del clima en el Aeropuerto Internacional del Condado de Grant en Moses Lake Washington. Casi 200 aviones Boeing 737 MAX completados, construidos para aerolíneas de todo el mundo, están estacionados actualmente en su aeropuerto del este de Washington. En Marzo 2019, las autoridades de aviación de todo el mundo pusieron a tierra el avión de pasajeros después de dos accidentes por separado.

David Calhoun, un miembro de la junta directiva de Boeing que fue nombrado Presidente en Octubre 2019 ha expresado a los empleados que trabajará para restaurar la confianza dentro de la compañía, con los clientes de las aerolíneas y con los reguladores de seguridad. También prometió hacer inversiones para apoyar las capacidades de ingeniería de la compañía. Al tranquilizar a los empleados locales, descartó cualquier despido en la planta de Renton de la compañía que ensambla el 737 MAX. Aunque Boeing extendió el Martes 14/04 la puesta a tierra del 737 MAX hasta mediados de año, comunicó que la producción en Renton se reanudará mucho antes a medida que los ingenieros planeen un proceso de ensamblaje más eficiente.

Boeing reivindica 737 MAX

AW-Icon_Boeing 737 MAXEl Ejacutivo de Boeing ha expresado que el Boeing 737 MAX está aquí para quedarse y dijo que espera que finalmente llegue a la paridad con el Airbus A320NEO. Descartó una sugerencia de que la cuarta generación de la línea 737 nunca más volverá a volar, o será renombrado para disfrazar su historia, y dijo que la confianza de los pasajeros en el avión será restaurada. “Creo en este avión. Estoy totalmente involucrado y la compañía está involucrada”, reafirmando su compromiso con la visión de la compañía aeronáutica.

David Calhoun rechazó la idea de que el enfoque corporativo de Boeing en la reducción de costos y los intereses financieros de los accionistas habían comprometido la seguridad del 737 MAX. “Si alguna vez hubo un momento para enfatizar la seguridad como la parte más importante del valor para los accionistas, es ahora. Seguridad primero. Sin ella, no hay valor para el accionista”, dijo Calhoun. Dijo que las investigaciones de la compañía y externas sobre los accidentes de MAX han “señalado una suposición que se hizo con respecto al comportamiento del piloto y un conjunto de análisis de fallas que estaban mal”.

El análisis formal de seguridad del software del Sistema de Control de Vuelo implicado en los accidentes, el Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS), asumió que los pilotos reconocerían lo que estaba mal si fallaba y lo contrarrestarían manualmente en cuatro segundos. “Fue un juicio que todos desearían no haber hecho. La importancia crucial de ese juicio debería haberse mencionado para los líderes del programa MAX, pero eso no fue lo que sucedió”, dijo Calhoun.

Cuando se le preguntó sobre los intercambios perjudiciales revelados entre los pilotos que trabajan para certificar los simuladores del 737 MAX, David Calhoun dijo que los involucrados eran una microcultura no representativa de Boeing. Los dos empleados, el piloto técnico jefe Mark Forkner y su adjunto Patrik Gustavsson, hablaron despectivamente y groseramente en intercambios de mensajes instantáneos y correos electrónicos sobre proveedores y funcionarios de aerolíneas, así como sobre colegas de Boeing y el avión 737 MAX. “Este era un grupo muy inusual de personas que usaban un lenguaje horrible”, dijo David Calhoun.

El detalle más sorprendente en esos mensajes fue que en Junio 2017, más de un año antes de que un Boeing 737-8 MAX de Lion Air se estrellara y matara a 187 personas el 29 Octubre 2018, cuando la compañía indonesia low cost Lion Air le comunicó a Boeing que sus pilotos deberían recibir capacitación en simuladores de vuelo, Mark Forkner trabajó para disuadir a la aerolínea y al regulador indonesio que esto no era necesario. Fue impulsado por el imperativo del Programa 737 MAX para mantener la capacitación de pilotos al mínimo. David Calhoun reconoció que el comportamiento de los pilotos era totalmente atroz y que es su trabajo asegurarse de que nunca vuelva a suceder.

Boeing, cambio cultural

El CEO de Boeing ha asegurado que quiere cambios en la cultura empresarial más amplia. “Se construirá alrededor del nivel de luz que arrojamos sobre los procesos de seguridad. Se basará en las disciplinas de ingeniería y en lo que hacemos para los pilotos de todo el mundo, no solo para los pilotos en los Estados Unidos”. Las deficiencias descubiertas en la certificación del Boeing 737 MAX cambiarán la certificación de todos los aviones en el futuro, comenzando con la recertificación del 737 MAX e incluyendo el nuevo Programa 777X. Esto es algo que el Congreso de los Estados Unidos y los paneles de investigación también han estado pidiendo. “Tenemos que asegurarnos de que el público volador sepa cuán minucioso fue realmente este esfuerzo de certificación. Se convertirá en la plantilla para futuros esfuerzos de certificación”, ha expresado sobre la recertificación del 737 MAX. Además ha asegurado que cambiar el nombre del avión con un nuevo nombre sería algo tonto, sin fundamento.

Defensa legal

Robert Clifford, un abogado principal que representa a algunas de las familias de quienes murieron en el accidente del vuelo ET-302 de Ethiopian Airlines de un Boeing 737-8 MAX el 10 Marzo 2019, dijo que los comentarios del CEO de Boeing, David Calhoun serán “molestos para las familias” debido a cómo enfatizó una reacción más lenta del piloto como una contribución a los accidentes. “Boeing lo quiere en ambos sentidos. Culpan a los pilotos, diciendo que no reaccionaron adecuadamente. Sin embargo, no querían entrenarlos adecuadamente”, dijo Clifford. Desestimó el nombramiento de David Calhoun como CEO por representar “ningún cambio significativo. Ha estado en el tablero por más de una década. La tabla pasiva de no hacer nada es parte del problema”, dijo Clifford.

AW-797-00000Start-up NMA

En el área de Ingeniería, el CEO de Boeing ha anunciado a los ingenieros que regresen a la mesa de dibujo para el próximo nuevo avión de Boeing, develando el inicio del Proyecto NMA (Boeing 797) o un equivalente de rango medio para competir con el archirival Airbus A321NEO XLR. Ese reinicio podría tener un impacto estratégico significativo en el equilibrio competitivo con su rival Airbus, una señal de cuán profundamente la crisis del 737 MAX ha dañado a la compañía americana.

El nuevo avión que se esperaba que Boeing lanzara el año pasado en el Salón Aeronáutico de París 2019 ahora parece estar a años de distancia. David Calhoun anunció que el trabajo de desarrollo que Boeing ha estado realizando durante varios años en un nuevo avión, conocido internamente como New Midmarket Airplane (NMA), está comenzando de nuevo. “No nos estamos rindiendo en el futuro. Pero para mí, mi atención y la de mi equipo ejecutivo, simplemente quiero centrarme en arreglar el 737 MAX y volver a enfatizar la ingeniería y la seguridad”.

Boeing esperaba tener ese jet en servicio para 2025, pero el concepto, un avión de tamaño y rango intermedio entre los segmentos de jet de cuerpo estrecho y ancho, ha sido superado por el gran éxito de ventas de Airbus en la venta de su contendiente en esa categoría de jet, el A321NEO.

La demora en el lanzamiento de la NMA significa que Boeing ahora debe pensar aún más adelante, teniendo en cuenta el desarrollo de la competencia china. “Las cosas han cambiado un poco. El campo de juego competitivo es un poco diferente. Tenemos que planificar para China. Vamos a comenzar con una hoja de papel limpia de nuevo”.

Las lecciones aprendidas de los accidentes del 737 MAX, especialmente el cambio en el pensamiento sobre cómo las tripulaciones de vuelo manejan las emergencias, podrían tener un profundo impacto en el próximo nuevo diseño del avión. “Podríamos tener que comenzar con la filosofía de control de vuelo antes de llegar al avión. Siempre hemos favorecido a los aviones que requerían más vuelo de piloto que tal vez nuestro competidor lo hizo. Todos vamos a tener que pensar exactamente lo que queremos en el futuro”.

Richard Aboulafia, Analista de aviación de Teal Group, teme que David Calhoun esté archivando efectivamente el Proyecto NMA, lo que significaría que Boeing no invertirá en un nuevo avión en el corto plazo. Aboulafia dijo que teme que el nuevo liderazgo esté demasiado enfocado en fortalecer el balance general para complacer a Wall Street mientras la crisis de 737 MAX desangra dinero. La industria de China no es un competidor serio y que no lo será durante años, pero en este momento, “Airbus se está escapando con este mercado. No es recomendable no hacer nada”, dijo Richard Aboulafia.

Recuperación de Boeing

David Calhoun dijo que el impacto de Boeing en la economía de Estados Unidos y en el negocio aeroespacial significa que la recuperación de la compañía, cuando llegue, será importante para el país y para la aviación. El goteo constante de malas noticias y el rechazo repetido del regreso al servicio del 737 MAX ha dado una impresión errónea de que han surgido nuevos problemas graves de última hora. En cambio, dijo, es solo porque la atención de los medios de comunicación está destacando cada giro del riguroso proceso de recertificación que Boeing y los reguladores de seguridad aérea están llevando a cabo.

El anuncio del Martes 14/04 de que la autorización para que el 737 MAX vuele no llegaría hasta mediados de año no fue el resultado de un nuevo problema de software identificado la semana pasada, pero fue provocado por la decisión de Boeing de que los pilotos necesitarán capacitación en simuladores. Establecer procedimientos para esa capacitación extiende la línea de tiempo. Parte del plan de recuperación es aprovechar el tiempo de inactividad en la producción de Renton para optimizar los procesos allí.

Boeing planea reiniciar las líneas de ensamblaje del Boeing 737 MAX en Renton meses antes de que la Administración Federal de Aviación (FAA) apruebe un retorno al servicio para garantizar que la producción pueda reiniciarse con la máxima eficiencia. “Comenzaremos despacio para que podamos practicar y practicar. Eso es un poco positivo en la pausa de producción”. AW-Icon Paragraph-01

AW-Boeing 737 MAX_Assembly-lineBoeing confirms commitment

Boeing_Isologo.svgBoeing strengthens perspective confidence in aerospace company capabilities

The Boeing Company CEO David Calhoun says “employee confidence is shaken, my job is to restore it”. He offered a confident and combative defense of the company on Wednesday morning, 04/15, while vowing to focus intensely on fixing the iconic Boeing 737 MAX, enhancing the aerospace company’s engineering culture, and making the security process brilliant.

His first session with the press, an hour-long teleconference, followed an Internet broadcast with employees asking difficult questions about the company’s culture, he said. “I think this culture is good. Employees are concerned about safety. But her confidence is shaken right now, my job is to restore it”, he told reporters.

Speaking from Boeing Commercial Airplanes headquarters at Longacres in Renton, (WA) on a two-day visit to the area before the first expected flight on Friday 17/04 of the Boeing 777-9X, David Calhoun acknowledged that the design of the new The 737 MAX’s Flight Control was flawed, but insisted that it was not a product of any deliberate decision to put cost factors above safety. Instead, he said, the flaws stemmed from long-standing assumptions about how pilots would react to a failure, assumptions that proved fatally wrong. Although that analysis “should have had more light, I did not see at any stage of that process, or anyone else, an issue of a security exchange for something else”, says the CEO of Boeing. However, he said the accidents have indelibly marked the company and will drive changes in the way manufacturers and regulators certify future aircraft.

The nose section of a 737 MAX, framed by the wingtips of neighboring 737s, has its engines, landing gear, and front nose sensors protected from the weather at Grant County International Airport in Moses Lake Washington. Nearly 200 completed Boeing 737 MAX aircraft, built for airlines around the world, are currently parked at its eastern Washington airport. In March 2019, aviation authorities worldwide grounded the passenger plane after two separate accidents.

David Calhoun, a Boeing board member who was named President in October 2019, has expressed to employees that he will work to restore trust within the company, with airline customers and with safety regulators. He also promised to make investments to support the company’s engineering capabilities. Reassuring local employees, he ruled out any layoffs at the Renton plant of the company that assembles the 737 MAX. Although Boeing extended the grounding of the 737 MAX until mid-year on Tuesday 14/04, it reported that production at Renton will resume much earlier as engineers plan a more efficient assembly process.

AW-7370078Boeing claims 737 MAX

The Boeing Executive has expressed that the Boeing 737 MAX is here to stay and said he hopes it will finally reach parity with the Airbus A320NEO. He dismissed a suggestion that the fourth generation of the 737-line will never fly again, or be renamed to disguise its history, saying passengers’ confidence in the plane will be restored. “I believe in this aircraft. I am fully involved and the company is involved”, reaffirming its commitment to the vision of the airline.

David Calhoun rejected the idea that Boeing’s corporate focus on reducing costs and the financial interests of shareholders had compromised the safety of the 737 MAX. “If there was ever a time to emphasize security as the most important part of shareholder value, it is now. Safety first. Without it, there is no shareholder value”, Calhoun said. He said the company’s and external investigations into MAX’s crashes have “pointed to an assumption made regarding the pilot’s behavior and a set of fault analyzes that were wrong”.

The formal safety analysis of the Flight Control System software involved in the crashes, the Maneuvering Enhancement System (MCAS), assumed that pilots would recognize what was wrong if it failed and manually counter it in four seconds. “It was a judgment that everyone wishes they had not made. The crucial importance of that judgment should have been mentioned to the leaders of the MAX program, but that was not what happened”, Calhoun said.

When asked about the damaging exchanges revealed between pilots working to certify 737 MAX simulators, David Calhoun said those involved were a non-representative microculture of Boeing. The two employees, Chief Technical Pilot Mark Forkner and his deputy Patrik Gustavsson, spoke disparagingly and rudely in instant message and email exchanges about suppliers and airline officials, as well as colleagues from Boeing and the 737 MAX aircraft. “This was a very unusual group of people using horrible language”, said David Calhoun.

The most surprising detail in those messages was that in June 2017, more than a year before a Lion Air Boeing 737-8 MAX crashed and killed 187 people on October 29, 2018, when the Indonesian low cost company Lion Air Communicating to Boeing that its pilots should be trained in flight simulators, Mark Forkner worked to dissuade the airline and the Indonesian regulator that this was not necessary. It was driven by the imperative of the 737 MAX Program to keep pilot training to a minimum. David Calhoun acknowledged that the drivers’ behavior was totally egregious and that it is their job to make sure it never happens again.

Boeing, culture change

The Boeing CEO has said he wants changes in the broader business culture. “It will be built around the level of light we throw on security processes. It will build on engineering disciplines and what we do for pilots around the world, not just for pilots in the United States”. The deficiencies uncovered in the Boeing 737 MAX certification will change the certification of all aircraft in the future, starting with the recertification of the 737 MAX and including the new 777X Program. This is something that the United States Congress and investigative panels have also been asking for. “We have to make sure that the flying public knows how thorough it really was”, this certification effort. It will become the template for future certification efforts.

Legal defense

Robert Clifford, a lead attorney representing some of the families of those who died in the crash of Ethiopian Airlines flight ET-302 from a Boeing 737-8 MAX on March 10, 2019, said the comments from Boeing CEO David Calhoun They will be upsetting to families due to how he emphasized a slower pilot reaction as a contribution to accidents. “Boeing wants it both ways. They blame the pilots, saying they did not react properly. However, they did not want to train them properly”, Clifford said. He dismissed David Calhoun’s appointment as CEO for representing “no significant change. He has been on the board for over a decade. The passive do-nothing board is part of the problem”, Clifford said.

NMA start-up

american-airlines-boeing-797-fsx1In the Engineering area, the Boeing CEO has announced engineers to return to the drawing board for the next new Boeing aircraft, unveiling the start of the NMA Project (Boeing 797) or a mid-range equivalent to compete with the archirival Airbus A321NEO XLR. That restart could have a significant strategic impact on the competitive balance with rival Airbus, a sign of just how deeply the 737 MAX crisis has hurt the American company.

The new aircraft Boeing was expected to launch last year at the 2019 Paris Air Show now appears to be years away. David Calhoun announced that the development work that Boeing has been doing for several years on a new aircraft, known internally as the New Midmarket Airplane (NMA), is starting again. “We are not giving up in the future. But for me, my attention and that of my executive team, I just want to focus on fixing the 737 MAX and re-emphasize engineering and safety”.

Boeing had hoped to have that jet in service by 2025, but the concept, a mid-size and mid-range aircraft between the narrow-body and wide-body jet segments, has been overtaken by Airbus’ huge sales success in selling its contender in that category of jet, the A321NEO.

The delay in launching the NMA means that Boeing must now think even further, given the development of Chinese competition. “Things have changed a bit. The competitive playing field is a little different. We have to plan for China. We’re going to start with a clean sheet of paper again”.

The lessons learned from the 737 MAX accidents, especially the shift in thinking about how flight crews handle emergencies, could have a profound impact on the plane’s upcoming new design. “We might have to start with the flight control philosophy before we get to the plane. We’ve always favored planes that required more pilot flight than perhaps our competitor did. We’re all going to have to think about exactly what we want in the future”.

Richard Aboulafia, aviation analyst at Teal Group, fears that David Calhoun is effectively archiving the NMA Project, which would mean that Boeing will not invest in a new aircraft any time soon. Aboulafia said he fears the new leadership is too focused on strengthening the balance sheet to please Wall Street as the 737 MAX crisis bleeds money out. China’s industry is not a serious competitor and it won’t be for years, but right now, “Airbus is running away from this market. It is not advisable to do nothing”, said Richard Aboulafia.

Boeing Recovery

David Calhoun said Boeing’s impact on the U.S. economy and aerospace business means that the company’s recovery, when it arrives, will be important to the country and to aviation. The constant trickle of bad news and repeated denial of the 737 MAX’s return to service has given the mistaken impression that new serious late-breaking issues have arisen. Instead, he said, it is only because media attention is highlighting every turn of the rigorous recertification process that Boeing and aviation safety regulators are undertaking.

The announcement on Tuesday 04/14 that authorization for the 737 MAX to fly would not arrive until mid-year was not the result of a new software problem identified last week, but was sparked by Boeing’s decision that pilots They will need simulator training. Establishing procedures for that training extends the timeline. Part of the recovery plan is to take advantage of Renton’s production downtime to streamline processes there.

Boeing plans to restart the Boeing 737 MAX assembly lines in Renton months before the Federal Aviation Administration (FAA) approves a return to service to ensure production can be restarted with maximum efficiency. “We will start slowly so that we can practice and practice. That’s a bit positive in the production break”. AW-Icon Paragraph-02

 

 

 

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: Airgways.com
DBk: Boeing.com / Seattletimes.com / Airgways.com
AW-POST: 202004152007AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s