Panorama oscuro cierne sobre aviación

Airlines say massive job cuts are inevitable after bailout money ...AW | 2020 05 11 09:39 | AIRLINES MARKET

A pesar de la lenta reactivación, la aviación sufrirá consecuencias devastadoras

Una industria que está íntimamente familiarizada con el fracaso enfrenta una crisis como ninguna otra. Los ejecutivos dicen que no tienen idea de cuándo regresarán los pasajeros. Sin embargo, a pesar de lo devastadora que ha sido la recesión, el futuro es aún más sombrío. Con gran parte del mundo cerrado para los negocios, y sin una vacuna ampliamente disponible a la vista, pueden pasar meses, si no años, antes de que las aerolíneas operen tantos vuelos como lo hicieron antes de la crisis. Incluso cuando la gente comienza a volar de nuevo, la industria podría transformarse, tal como sucedió después de los ataques terroristas del 11 de septiembre. Y los ejecutivos de las aerolíneas solo necesitan mirar en el pasado no muy lejano para ver cómo las crisis menores hundieron a las aerolíneas que eran nombres conocidos como Pan Am Airways y Trans World Airlines (TWA).

Por ejemplo, Delta Air Lines comenzó 2020 celebrando lo que dijo que fue el año más exitoso en la historia de la compañía. No mucho después, compartió un récord de US$ 1.6 mil millones en ganancias con sus 90.000 empleados. Pero con los viajes aéreos casi cerrados por el Coronavirus, la aerolínea ahora está gastando dinero y el Miércoles 13/05 cancelará diez aeropuertos adicionales de su red de servicios.

Las aerolíneas más importantes en los Estados Unidos recortan drásticamente los horarios de vuelos nacionales y pierden entre US$ 350 millones a US$ 400 millones por día, ya que los gastos como la nómina, el alquiler y el mantenimiento de las aeronaves superan exponencialmente el dinero que pagan. El tráfico de pasajeros ha disminuido en un 94% y la mitad de los 6.215 aviones de la industria están estacionados en los principales aeropuertos y pistas de aterrizaje del desierto, según Airlines for America (A4A), un grupo comercial.

La crisis actual podría llevar a algunas aerolíneas, especialmente a las más pequeñas, a la bancarrota o convertirlas en objetivos de adquisición, provocando una concentración de los servicios en pocas aerolíneas. Los temores de los consumidores de contraer el virus en aviones abarrotados podrían conducir a asientos reconfigurados. Los transportistas pueden inicialmente atraer a los viajeros cautelosos con descuentos, pero si no pueden llenar los vuelos, pueden recurrir a aumentar los precios de los boletos.

Henry Harteveldt, Presidente de Atmosphere Research Group, una firma de análisis de viajes en San Francisco, dijo que los transportistas podrían continuar dejando los asientos medios vacíos en el autocar “hasta que vean que la demanda excede dos tercios de donde estaba antes de la pandemia. Puedes ser benevolente. Es fácil regalar un producto para el que no tiene ninguna demanda”.

Para pasar los próximos meses, las aerolíneas presionaron exitosamente por un gran rescate federal. Pero la mitad de ese dinero estaba destinado a cubrir la nómina y eso se agotará a fines de Septiembre 2020. Pocos en la industria esperan que el Congreso o el público toleren otro rescate. Entonces, por ahora, las aerolíneas se están preparando para una lucha larga y solitaria por la supervivencia.

Ninguna previsión podría haber preparado a la industria para la pandemia. Incluso Southwest Airlines, que informó su 47º año consecutivo de rentabilidad en enero, espera perder un promedio de US$ 30 millones a US$ 35 millones por día hasta Junio 2020. American Airlines, la gran compañía más endeudada, tiene como objetivo reducir sus propias pérdidas a US$ 50 millones por día para fines del próximo mes. Delta Air Lines y United Airlines, que se encontraban en lo más alto después de varios años rentables, están preparados para un año completo prácticamente sin ingresos de pasajeros. “Sería ingenuo creer que nosotros o cualquier otra persona pueda predecir con precisión el curso de esta crisis o la recuperación. Sin embargo, cuando decimos plan para lo peor y esperamos lo mejor, lo decimos en serio”, dijo este mes a los inversores J. Scott Kirby, Presidente y Director Ejecutivo entrante de United Airlines.

Para detener la hemorragia, las aerolíneas han hecho recortes profundos a todos los gastos imaginables, cerrando docenas de salas de aeropuertos que alguna vez se consideraron críticas para atraer a viajeros adinerados como banqueros de inversión, congelar contrataciones y bonos, recortar presupuestos de publicidad y tecnología y posponer renovaciones de cabina. American Airlines está retirando de servicio su flota completa de 34 Boeing 757 y nueve Airbus A330-300 años antes de lo previsto. Southwest Airlines, más de la mitad de una orden para el problemático Boeing 737 MAX está siendo retrasada. Algunos Boeing 737 NG están siendo puestos en venta y otros 737 MAX en alquiler para obtener liquidez. AW-Icon Paragraph-01

New flights mark return to international flying for American ...Dark panorama looming world aviation

Despite slow recovery, aviation will suffer devastating consequences

An industry that is intimately familiar with failure faces a crisis like no other. Executives say they have no idea when the passengers will return. Yet as devastating as the recession has been, the future is even bleaker. With much of the world closed for business, and without a widely available vaccine insight, it may be months, if not years, before airlines operate as many flights as they did before the crisis. Even when people start flying again, the industry could transform, just as it did after the September 11 terror attacks. And airline executives only need to look into the not-too-distant past to see how minor crises sank airlines that were known names like Pan Am Airways and Trans World Airlines (TWA).

For example, Delta Air Lines started 2020 by celebrating what it said was the most successful year in the company’s history. Not long after, it shared a record US$ 1.6 billion in profit with its 90,000 employees. But with air travel almost closed due to the Coronavirus, the airline is now spending money and on Wednesday 13/05 it will cancel ten additional airports from its service network.

Major airlines in the United States drastically cut domestic flight times and lose between US$ 350 million to US$ 400 million per day, as expenses like payroll, rental, and maintenance of aircraft exponentially exceed money They pay. Passenger traffic has dropped 94%, and half of the industry’s 6,215 aircraft are parked at major desert airports and airstrips, according to Airlines for America (A4A), a trade group.

The current crisis could lead some airlines, especially smaller ones, to bankruptcy or make them acquisition targets, causing a concentration of services in a few airlines. Consumers’ fears of contracting the virus in crowded planes could lead to reconfigured seats. Carriers may initially lure cautious travelers with discounts, but if they cannot fill flights, they may resort to increasing ticket prices.

Henry Harteveldt, President of Atmosphere Research Group, a travel analysis firm in San Francisco, said carriers could continue to leave the seats half-empty on the bus “until they see that demand exceeds two-thirds of where it was before the pandemic You can be benevolent. It’s easy to give away a product for which you have no demand”.

To get through the next few months, airlines successfully lobbied for a major federal bailout. But half of that money was earmarked to cover payroll and that will run out by the end of September 2020. Few in the industry expect Congress or the public to tolerate another bailout. So for now, airlines are preparing for a long and lonely fight for survival.

No forecast could have prepared the industry for the pandemic. Even Southwest Airlines, which reported its 47th consecutive year of profitability in January, expects to lose an average of US$ 30 million to US$ 35 million per day through June 2020. American Airlines, the largest, most indebted company, aims to cut its own losses at US$ 50 million per day by the end of next month. Delta Air Lines and United Airlines, which were on top after several profitable years, are poised for a full year with virtually no passenger revenue. “It would be naive to believe that we or anyone else can accurately predict the course of this crisis or recovery. However, when we say plan for the worst and hope for the best, we mean it”, J told investors this month. Scott Kirby, President and incoming CEO of United Airlines.

To stop the bleeding, airlines have made deep cuts to every imaginable expense, closing dozens of once-critical airport lounges to attract wealthy travelers like investment bankers, freeze hires and bonuses, cut advertising and technology budgets and postpone cabin renovations. American Airlines is decommissioning its entire fleet of 34 Boeing 757s and nine Airbus A330-300 years ahead of schedule. Southwest Airlines, more than half of an order for the troublesome Boeing 737 MAX is being delayed. Some Boeing 737 NGs are being put up for sale and others 737 MAXs are for rent for liquidity. AW-Icon Paragraph-02

 

 

 

Ξ A I R G W A Y S Ξ
SOURCE: Airgways.com
DBk: Nytimes.com / Dallasnews.com / Gettyimages.com / Airgways.com
AW-POST: 202005110939AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s