Capeando crisis defectos Boeing 787

AW | 2021 01 05 14:04 | INDUSTRY

Defectos línea 787 conducen nuevo riesgo efectivo para Boeing

Boeing_Isologotype

The Boeing Company se enfrenta a una nueva fuga de efectivo establecidos por los defectos estructurales en su línea Beoing 787 Dreamliner, potencialmente ralentizando la recuperación de la compañía después de los efectos de la incursión del Boeing 737 MAX y la actual crisis sanitaria mundial.

AW-Boeing787_003

Los problemas de la línea Dreamliner continúan absorviendo unos US$ 7.500 millones del flujo de efectivo libre de Boeing en 2020 y 2021. Boeing entregó sólo un avión 787 en Diciembre 2020 después de una sequía de entregas en Noviembre 2020, lo que sugiere retrasos en las reparaciones a los aviones no entregados. “El problema que vemos es que la situación del 787 está empeorando y aún no somos capaces de consolidar completamente el impacto negativo”, dijo el Analista Douglas Harned en un informe del Bernstein Research. El creciente impacto financiero apunta a nuevas turbulencias para la compañía Boeing mientras trata de recuperarse de la recesión más pronunciada en la historia de la aviación. Mientras que los defectos del Dreamliner no representan una amenaza inmediata para la seguridad, el director financiero de Boeing Greg Smith reconoció el mes pasado que las inspecciones estaban tardando más de lo esperado. Eso contrastó con el mensaje optimista de la compañía en octubre, cuando predijo un fuerte cuarto trimestre para 787 entregas. Alrededor de 75 Dreamliners se encuentran completados y almacenados, dijo Douglas Harned, mucho más que los 10 a 15 aviones no entregados que eran típicos cuando el programa continuaba sin inconvenientes, por lo que es probable que el número de 787 almacenados pudiera continuar creciendo durante el primer trimestre de 2021 (1Q2021).

El inventario de Boeing ya se situaba en un récord de US$ 75.200 millones de Dólares a finales de Septiembre 2020, aumentado por las incursiones de la flota de 737 MAX no entregados. Actualmente Boeing se encuentra descomprimiendo los traspasos del caballo de batalla narrowbody, ya que los reguladores estadounidenses levantaron la puesta a tierra del 737 MAX en Noviembre 2020. La prohibición de volar de una aeronave, siendo la más larga en la historia de Estados Unidos por motivos de certificaciones tipo, fue motivada por dos accidentes aéreos que involucraron defectos de diseño en las aeronaves. A los ojos de los inversores, el restablecimiento de la línea 737 MAX y la rápida introducción de las vacunas Covid-19 eclipsaron los problemas del Dreamliner a finales de 2020, y han reducido bruscamente las acciones en el cuarto trimestre. El Banco UBS Group AG ha advertido que Boeing podría verse obligado a registrar una pérdida de alcance con sus ganancias a finales de Enero 2021, ya que ralentiza la producción de Dreamliner y consolida la producción en el Estado de Carolina del Sur.

FAL Everett

Boeing tiene la intención de reparar los Boeing 787 con defectos durante meses en su fábrica en Everett, Washington, después de poner fin a la producción del modelo allí en Marzo 2020. Las inspecciones requieren el desmonte el interior de la aeronave para realizar los trabajos de aplicación correspondientes de los dos segmentos del fuselaje. Las especificaciones de ingeniería permiten ligeras variaciones, o arrugas, en la superficie interior que son aproximadamente el ancho de un cabello humano. Boeing y los reguladores estadounidenses están determinando qué curso de acción se necesita para los Dreamliners que ya están en servicio. Las respuestas potenciales incluyen exigir a la empresa aeroespacial que solucione los problemas estructurales o demostrar que sus tolerancias de ingeniería anteriores eran demasiado estricta.

Weathering crisis Boeing 787 defects

787 line defects lead to new cash risk for Boeing

Dreamliner_Isologotype

The Boeing Company is facing a new cash flight set by structural defects in its Beoing 787 Dreamliner line, potentially slowing the company’s recovery after the effects of the Boeing 737 MAX incursion and the current global health crisis.

Problems on the Dreamliner line continue to absorb some US$ 7.5 billion of Boeing’s free cash flow in 2020 and 2021. Boeing delivered just one 787 aircraft in December 2020 after a delivery drought in November 2020, suggesting delays in delivery repairs to undelivered aircraft. “The problem we see is that the 787 situation is getting worse and we are not yet able to fully consolidate the negative impact”, Analyst Douglas Harned said in a Bernstein Research report. The growing financial impact points to further turmoil for the Boeing company as it tries to recover from the steepest recession in aviation history. While the Dreamliner defects pose no immediate threat to safety, Boeing CFO Greg Smith acknowledged last month that inspections were taking longer than expected. That contrasted with the optimistic message from the company in October, when it predicted a strong fourth quarter for 787 deliveries. About 75 Dreamliners are completed and in storage, Douglas Harned said, far more than the 10 to 15 undelivered planes that were typical when the program was running smoothly, so it is likely that the number of 787 in storage could continue to grow over the course of the year. first quarter of 2021 (1Q2021).

Boeing’s inventory already stood at a record US$ 75.2 billion at the end of September 2020, augmented by incursions from the undelivered 737 MAX fleet. Boeing is currently decompressing the narrowbody workhorse transfers, as US regulators lifted the grounding of the 737 MAX in November 2020. The ban on flying an aircraft, the longest in US history for reasons of type certifications, was motivated by two air accidents that involved design defects in the aircraft. In the eyes of investors, the reestablishment of the 737 MAX line and the rapid introduction of Covid-19 vaccines overshadowed the Dreamliner’s woes in late 2020, and have sharply reduced stocks in the fourth quarter. Bank UBS Group AG has warned that Boeing could be forced to post a loss of range with its earnings at the end of January 2021 as it slows down Dreamliner production and consolidates production in the State of South Carolina.

FAL Everett

Boeing intends to repair defective Boeing 787s for months at its factory in Everett, Washington, after ending production of the model there in March 2020. Inspections require the interior of the aircraft to be disassembled to perform repair work. corresponding application of the two fuselage segments. Engineering specifications allow for slight variations, or wrinkles, on the inner surface that are approximately the width of a human hair. Boeing and US regulators are determining what course of action is needed for the Dreamliners already in service. Potential responses include requiring the aerospace company to fix structural problems or demonstrating that its previous engineering tolerances were too tight.


PUBLISHER: Airgways.com
DBk: Boeing.com / Bloomberg.com / Seattletimes.com / Airgways.com
AW-POST: 202101051404AR

A\W   A I R G W A Y S ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s